Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arranca la mejor temporada de nieve de la historia del esquí

Baqueira Beret abre todas sus instalaciones y pistas

"Será una temporada histórica", coinciden en señalar los responsables de las estaciones de esquí catalanas. Las abundantes nevadas de este mes de noviembre han permitido que este año se bata el récord de apertura con el estreno parcial en la estación de Masella el pasado día 8, y en Baqueira Beret, La Molina y los centros andorranos de Grandvalira y Vallnord, el pasado 22. Es un buen presagio para una época marcada por una crisis económica que puede provocar un cambio de comportamiento entre los aficionados al esquí. Además las previsiones indican que la temporada se podría alargar hasta el mes de mayo, lo que supondría una de las campañas más largas, con 170 días de esquí, cuando la media anual es de 120.

Las montañas están espléndidas. Tras dos años rácanos y desesperantes, esta temporada ha arrancado arrasando. A primeros de noviembre comenzó a nevar con fuerza y aún no ha parado. Y no han sido nevadas otoñales, de aquellas que espolvorean las montañas. Han caído auténticos paquetes de nieve con grosores que superan el metro y medio, y además hace mucho frío, un clima más propio de pleno invierno. Estas condiciones de nieve y frío han propiciado que Baqueira Beret consiga a partir de mañana otro récord con la apertura total de los 108 kilómetros de pistas de esquí. "Un estreno así no se había visto en los últimos 44 años", explica Roberto Buil, director comercial del centro aranés.

A pleno rendimiento

Baqueira Beret será el único complejo invernal que tendrá todas sus instalaciones y pistas a pleno rendimiento ya este fin de semana, aunque la exclusiva le durará pocos días, porque a partir del 5 de diciembre las 10 estaciones de esquí catalanas tendrán todas sus puertas abiertas. Boí Taüll también pondrá en funcionamiento todas sus instalaciones y sus 45 kilómetros de pistas. "La nieve es excelente", señala Jordi Sabatés, consejero delegado del centro, que ya ha anunciado que alargará la temporada hasta el 10 de mayo del próximo año. "Garantizamos esta fecha de clausura porque en los últimos cinco años se ha demostrado que en abril siempre cae una nevada", argumenta Sabatés. "Además después de Semana Santa la jornada de esquí será hasta el mediodía y a un precio del forfait de 18 euros". Baqueira Beret tiene previsto dar por concluida la temporada el 19 de abril.

Port del Comte, Vallter 200 y Núria abrirán mañana, y el complejo de Gran Pallars, que incluye las estaciones de esquí de Port Ainé y Espot, estrenará la campaña el próximo día 3 de diciembre.

En Andorra, los centros de Grandvalira y Vallnord, ofrecerán para el puente de la Constitución, los días 6, 7 y 8 de diciembre, el 90% de sus pistas abiertas. Al otro lado del Pirineo, en Francia, las estaciones de esquí tienen prevista la apertura total para el 5 de diciembre.

El optimismo por la nieve caída también se ha apoderado de las seis estaciones de esquí nórdico del Pirineo catalán, que abrirán sus pistas la próxima semana.

Antídoto contra la crisis

¿Cómo afectará la crisis económica al sector de la nieve? Sus responsables aseguran que la nieve es el mejor antídoto contra la crisis. "Los años con abundancia de nieve buena han sido excelentes, incluso con crisis", resume Roberto Buil, director comercial de Baqueira Beret. "La crisis va a afectar a todo el mundo", añade. "Y seguro que influirá. Pero en un año de nieve como éste,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 2008

Más información