Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Festival de Jazz entra en su última semana

Entramos en la última semana del Festival de Jazz. Durante las tres anteriores, ha habido un poco de todo: lo bueno, lo menos bueno y lo regulín, en ocasiones reunido en un mismo día.

Aunque la excepción estuvo el domingo. A las 19.45, el pianista argentino Adrián Iaies en Clamores Jazz. Un cuarto de hora más tarde, Chris Potter, en el teatro Fernán Gómez. ¿Cómo elegir entre lo bueno y lo mejor? Hubo quien lo echó a suertes y quien, disponiendo de un medio de locomoción adecuado, pudo escuchar un rato al uno y un rato al otro. Ambos conciertos fueron magníficos a su estilo: ligero y swingeante en el caso del argentino y contundente y carnoso en el del saxofonista.

Llegó luego Javier Limón, llamado para poner el punto final al festival. A su lado, la crema y nata del flamenco-latin-jazz, Farruco al baile, y Concha Buika cantando a su modo, que uno no sabe si es flamenca, o coplera, o jazzista, o todo ello junto. Como broche, no pudo ser mejor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de noviembre de 2008