Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ÁNXELA BUGALLO | Conselleira de Cultura e Deporte

"El Bloque sólo habla por boca del portavoz nacional"

Santiago
"Debemos darle a nuestra cultura los cauces para aprovechar, también, su factor de desarrollo económico, de desarrollo social", asegura. Dice estar "a disposición" de la organización, el BNG, en la que milita desde 1982

Ánxela Bugallo (A Coruña, 1963) defiende una gestión cultural "de largo alcance". De entre los méritos de su equipo, tres años y medio al frente de la Consellería de Cultura, destaca "el diálogo con los sectores implicados, algo que ya es irreversible". Bugallo, al frente del departamento de la Xunta más insistentemente atacado por el Partido Popular y cuestionada desde sectores de su propio partido, no duda en referirse a "la próxima legislatura" como horizonte de realización de proyectos. "Llevo 26 años trabajando en el BNG y seguiré toda la vida", afirma.

Pregunta. A cuatro meses de las elecciones, ¿cuáles son los proyectos pendientes de su consellería?

Respuesta. La Lei de Arquivos ya se encuentra en el Parlamento. Y queremos que entre la de Museos, que en este momento está en fase de anteproyecto. Pero ahora trabajamos duramente en la segunda edición del Cultur.gal [feria de las industrias culturales que se celebrará en A Coruña entre el 4 y el 7 de diciembre], en poner en marcha la Axencia Galega de Industrias Culturais (Agadic) y en llevar adelante los planes integrales que fuimos aprobando.

"La Cidade da Cultura no coarta ningún proyecto de la consellería"

"Es cierto que hay desarrollos de nuestras leyes que tardarán en arrancar"

"Llevo 26 años en el BNG, desde la fundación, y seguiré toda la vida"

P. ¿Pero quedará algo importante por sacar adelante?

R. Lo que hicimos fue abrir caminos a través de planes, por ejemplo, del Plan Galego de Artes Escénicas. Nos falta, ahora, plantear planes integrales que se deriven a otros sectores. Para 2009 prevemos iniciar el Plan Galego de Industrias Musicais, un sector en el que, cuando llegamos, partimos de cero a nivel institucional. Siempre en colaboración con los agentes implicados. También queda trabajo para fundamentar en red elementos de patrimonio. Y la puesta en marcha de la Cidade da Cultura.

P. ¿Señalaría alguna medida en particular?

R. La creación de Agadic es una medida pionera en el Estado. Y el Ministerio de Cultura y otros gobiernos autónomos se están formulando un modelo similar. Los planes integrales dirigidos a sectores concretos de la cultura también han inspirado a otras administraciones.

P. Sin embargo, hay quien habla de continuismo respecto de Pérez Varela. ¿Dónde sitúa las principales diferencias de gestión?

R. Primero, un trabajo en colaboración con los sectores implicados, y segundo, la elaboración de proyectos no sólo a corto plazo, puntuales, sino de desarrollo a cinco e incluso a diez años. Y existe un cambio radical: nosotros formulamos la política desde una creencia en nuestra cultura. Proporcionamos herramientas para el desarrollo futuro del sector.

P. Su departamento ha sido de los más atacados por la oposición.

R. Eso da una idea de que no existe continuismo, sino una ruptura completa. Tenemos respeto por la cultura gallega: para nosotros la proyección exterior de la cultura gallega no es pagarle giras a Julio Iglesias o a Luis Miguel. Nuestro modelo presenta una cultura orgullosa de sí misma, con derecho a enseñarse en Galicia y en el mundo.

P. ¿Qué porcentaje del presupuesto de la consellería se destina a la Cidade da Cultura?

R. El porcentaje ha disminuido desde que llegamos. Pero es cierto que resulta una cantidad importante, el 23%. Aún así, llevamos adelante nuestros proyectos sin ser coartados por esa situación.

P. ¿Mantienen la fecha de apertura para el año que viene?

R. Los equipos de la Biblioteca y el Arquivo Nacional están trabajando. Mantenemos los plazos que llevan las obras sin mayor problema. La fecha de apertura será más una decisión del propio Gobierno que no de problemas de preparación o de elaboración. Y en el caso de la biblioteca, incluso puede haber una apertura virtual, ya que se va a hacer hincapié en los fondos digitales.

P. El presidente de la fundación que gestionará el Gaiás, Juan Manuel Urgoiti, aún no ha tomado posesión.

R. En estos años hemos llevado adelante un trabajo de planificación, hemos puesto en marcha la elaboración de un proyecto cultural. El Gobierno ha presentado en el Parlamento un modelo de gestión bajo criterios de sostenibilidad económica. Esa es la cuestión importante en este momento.

P. Empresas privadas se harán cargo de más de la mitad de esa fundación. ¿Se puede hablar de privatización?

R. La titularidad siempre va a estar en manos públicas.

P. En el BNG hay voces que opinan de otra forma.

R. Mi organización sólo habla por boca del portavoz nacional [Anxo Quintana]. En los últimos días ha hecho suficientes pronunciamientos sobre el tema.

P. Los editores reclaman una oficina de promoción exterior. La Lei do Libro, aprobada en 2006, recoge al efecto una Cámara do Libro. ¿Por qué todavía no se ha puesto en marcha?

R. Es una de las cuestiones pendientes para la próxima legislatura. Creo que tres leyes aprobadas y dos más en proceso dan un marco más que valioso en el que moverte. Pero es cierto que hay desarrollos de nuestras propias leyes que tardarán en arrancar.

P. Ésta es una reivindicación recurrente del sector.

R. Y lo compartimos con ellos. Pero era importante el trabajo previo de la visibilización del libro fuera. Abrimos una senda y las medidas que faltan van a ser fácilmente desarrolladas, ahora que la ley lo permite.

P. Tampoco han constituido el Instituto Rosalía de Castro...

R. Por razones parecidas. Partíamos de cero a nivel de proyección exterior. Hay que hacerlo poniendo antes las bases.

P. ¿Pierde visitantes el CGAC?

R. Hubo un incremento desde la llegada de la nueva dirección. Y se hacen comparativas con un año Xacobeo. Además, sólo se cuenta a la gente que entra a las exposiciones, y no todas las personas que participan en actividades de audiovisual, jornadas, etcétera.

P. ¿Por qué ha destituido a su secretario general?

R. Por lo mismo que han cesado antes seis secretarios generales en la Xunta. No hay más razones que la necesidad de reestructurar el equipo.

P. Pero llama la atención que sea a cuatro meses de los comicios...

R. Las reestructuraciones no tienen fecha. Tampoco nadie se formula que porque queden cuatro meses para las elecciones dejemos de trabajar. Aquí se trabaja hasta el último día.

P. ¿Repetirá puesto en las listas del BNG?

R. Llevo 26 años en la organización, desde la fundación. Soy militante y siempre he estado a disposición del BNG.

P. ¿Ha echado en falta más apoyos de su partido?

R. Nunca he sentido eso. Llevo 26 años trabajando con ellos y seguiré toda la vida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de noviembre de 2008