Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un notario del Opus para Barcelona

Antoni Bosch, un notario perteneciente al Opus Dei y fundador de una asociación en favor de la familia, se convirtió ayer en el nuevo presidente provincial del Partido Popular en Barcelona, al ser el único candidato en liza. El aspirante del sector crítico, Santiago Gotor -con un perfil casi idéntico al de Bosch, pues también es notario y adscrito al Opus- no consiguió los avales suficientes para poder presentarse. Gotor estaba auspiciado por la diputada díscola Montserrat Nebrera, que aspiró a la presidencia catalana del PP en el congreso de julio.

El sector nebrerista arremetió ayer contra la dirección catalana por su "intento" de boicotear las "voces críticas" a base de imponer "el miedo" entre los compromisarios. Tampoco Nebrera consiguió colocar a su candidato en Tarragona.

Ante estas airadas y duras críticas, el flamante presidente barcelonés invitó a los críticos a marcharse del partido. "Las puertas del PP son muy grandes, tanto para entrar como para salir todos los que no estén a gusto", afirmó en su discurso de clausura. Antoni Bosch pidió a los nebreristas, a quienes no citó, que, si optan por quedarse en el PP, al menos, respeten a sus dirigentes y a la propia formación y se pongan a trabajar para que el partido se convierta en una "verdadera alternativa de gobierno" en Cataluña.

La presidenta regional, Alicia Sánchez-Camacho, también tuvo palabras hacia los nebreristas. "Nuestros ejes fundamentales son democracia, respeto, transparencia y libertad y nadie puede venir desde fuera a darnos lecciones", proclamó.

En Tarragona, pese a unirse dos candidatos críticos, el oficialista Alejandro Fernández resultó elegido con el 58% de los votos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de noviembre de 2008