Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia detiene cerca de Andorra a dos etarras armados y en bicicleta

Mikel Olza y Ugaitz Astiz dormían en el monte sin apoyo de la organización

¿Qué hacían dos etarras armados, montados en bicicleta y sudorosos, pasando frío en Francia cerca de la frontera con Andorra? Gendarmes franceses detuvieron al mediodía de ayer cerca de la localidad de Tarascon sur Ariège, a unos 60 kilómetros de la frontera con Andorra, a dos supuestos etarras que viajaban en sendas bicicletas de montaña. Los dos activistas fueron identificados como Joseba Mikel Olza Puñal, de 34 años, y Ugaitz Astiz Arangoa, quienes formaron parte del comando Urederra, desarticulado por la Guardia Civil en marzo de 2007, según fuentes de la lucha antiterrorista.

La policía investiga ahora si los dos activistas, que llevaban documentos de identidad españoles falsificados, tenían previsto pasar la frontera para encuadrarse en algún comando o si ya lo eran ellos mismos. Algunas fuentes indicaron que llevaban más de una semana deambulando por el monte, acampando y sin cobertura de la banda. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo en los pasillos del Congreso que los arrestados estaban integrados en el "aparato militar" de ETA y formaban un "comando plenamente operativo", aunque no dio pistas sobre sus intenciones inmediatas. Olza fue incluido por Interior en 2007 en una lista de seis etarras de los que se sospechaba podían pasar a España para atentar.

Los ex miembros del 'comando Urederra' tenían un manual para robar coches

El arresto de Olza Puñal (con un hermano preso) y Astiz Arangoa se produjo sobre las 12.15 en un control rutinario, según la Gendarmería, después de que los agentes sospecharan de los movimientos de los dos presuntos etarras. Ambos, que circulaban en bicicleta y portaban sendas mochilas de grandes dimensiones, al avistar a los agentes intentaron evitarles, dejando las bicicletas y dándose a la fuga. Los gendarmes les persiguieron por un camino cercano. En su carrera a pie, los supuestos terroristas tiraron las mochilas, pero fueron alcanzados por los agentes. Después de darles el alto y conminarles a que se identificaran, los dos supuestos etarras terminaron por confesar que eran miembros de ETA. Y se negaron a decir nada más.

En el registro de las pertenencias de Puñal y Astiz efectuado allí mismo, los gendarmes hallaron un revólver del calibre 357 y una pistola automática del calibre 22, según la policía. El revólver formaría parte de la partida de 350 pistolas y revólveres robada en pleno alto el fuego permanente en una fábrica de Vauvert, a finales de octubre de 2006. Además, los gendarmes, encontraron documentos de identidad españoles falsos y papeles con los sellos de la organización terrorista ETA. Descubrieron también una tienda de campaña y sacos de dormir. Y muy poco dinero.

En la nueva etapa de ETA, no es extraño que los activistas utilicen medios de locomoción alternativos al transporte público, ni que usen tiendas de campaña para dormir en zonas boscosas alejadas de los municipios. El kit alternativo de mochila, tienda de campaña y saco de dormir ha pasado a ser una fórmula habitual para pasar inadvertidos. Los dos presuntos etarras, no obstante, llevaban encima un manual sobre cómo robar coches, por lo que se sospecha que lo iban a hacer en breve. En la nueva ETA surgida al calor de la tregua, son varios los ejemplos de etarras que han cruzado la frontera hacia España en bicicletas. Precisamente, los dos supuestos liberados (a sueldo) del comando Urederra, Angel Lerín Sánchez, Jaxinto, y Alejandro Zobaran, Xarla, atravesaron la frontera en sendas bicicletas proporcionadas por Miguel de Garikoitz Aspiazu Rubina, Txeroki, jefe de los comandos etarras.

Ese talde (grupo), que iba a operar en Guipúzcoa dentro del denominado complejo Donosti, había sido activado expresamente por Txeroki, en mayo de 2006, tres meses después de iniciada la anterior tregua (marzo de ese año) para fijar objetivos de la banda. Entre las personas sobre los que tenían que recopilar información estaban el escritor y miembro de ¡Basta Ya! Fernando Savater, el testigo protegido del caso Lasa y Zabala, Pedro Luis Miguéliz, Txofo, policías y ertzainas.

La ministra francesa del Interior, Michèle Alliot-Marie, felicitó a los dos gendarmes por el arresto de dos personas, una de las cuales era un "miembro de un comando militar" de ETA, precisó. A través de una nota difundida a primeras horas de la tarde, su ministerio expresó que los arrestos de ayer y los 31 que se han producido en Francia desde enero pasado demuestran "el compromiso decidido de los servicios de policía y gendarmería francesa en la lucha contra el terrorismo" de ETA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de noviembre de 2008