Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Eran cuatro

Muy bueno el chiste de Forges del jueves pasado. Pero olvidó un detalle. En la foto de las Azores aparecían cuatro, pese a que el marco más habitual se reduce a tres, quizá por aquel regate rápido a última hora de uno de los principales defensores de aquella odiosa guerra. Recordemos a aquellos prohombres: Blair, Tony, inglés, complexión media, blanco; Bush, George W., norteamericano, complexión media, blanco; Aznar, español, complexión pequeña, bigote.

Pero falta el cuarto en concordia, el anfitrión complaciente, como indulgentemente lo llamaba Cebrián en su Cuarta Página, también del jueves pasado.

Falta José Manuel Durão Barroso, presidente nada más y nada menos que de la Comisión Europea. Su responsabilidad en aquella invasión fue tan grande como la de los otros tres cuatreros. Pero en su caso tenemos un problema. Al portugués no hay forma de tacharle de la foto, como hacían las Blasas en la viñeta forgiana. Pues ¿qué posibilidad hay de que el anfitrión caiga de su puesto, un puesto que no es votado por los ciudadanos directamente? Ninguna. Nos lo comeremos con patatas hasta que nuestros mandatarios quieran. Si al menos pidiera perdón...

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de noviembre de 2008