Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial | Efectos en el sector

El alemán Commerzbank pide 8.200 millones de ayuda pública

El banco no repartirá dividendos y limita el pago a directivos

El Commerzbank, segundo banco alemán de crédito, se convirtió ayer en el primer banco privado que solicita una inyección directa de capital público y el segundo en solicitar las ayudas estatales que el Gobierno de Angela Merkel puso a disposición del sector financiero el pasado octubre. La entidad recibirá una inyección de capital de 8.200 millones de euros del fondo de estabilización Soffin, establecido el día 20 de octubre para rescatar bancos alemanes afectados por la crisis.

Además, el Commerzbank ha solicitado avales por 15.000 millones. El banco muniqués Hypo Real Estate, la más notoria víctima alemana de la crisis financiera fue, la semana pasada, el primer banco privado que pidió un aval público de 15.000 millones.

A la merma de prestigio que en principio supone para un banco tener que recurrir a las sopitas públicas, se suman las condiciones impuestas por el Gobierno. Como contrapartida a las ayudas, el Commerzbank no repartirá dividendos antes de 2010. Los directivos de la empresa percibirán un máximo de 500.000 euros anuales. Pese a desembolsar 8.200 millones, el Estado no será accionista del banco, con lo que no se diluye la participación de los actuales socios. Soffin recibirá unos intereses del 8,5% por los primeros 4.100 millones y del 5,5% por la otra mitad. El banco devolverá la aportación a medio plazo.

El tercer trimestre de 2008 fue malo para el Commerzbank. La caída del banco de inversión norteamericano Lehman Brothers le costó 357 millones. La entidad reconoció ayer pérdidas de 285 millones entre julio y septiembre.

También han recurrido a las ayudas tres bancos públicos. Primero, el bávaro BayernLB, que necesita 5.400 millones. Ayer, el HSH Nordbank -propiedad de los Estados de Hamburgo y Schleswig-Holstein-, anunció que pedirá avales de 30.000 millones, mientras que el WestLB, del Estado de Westfalia del Norte, hizo pública su intención de acogerse a las ayudas del plan de rescate del Gobierno, informa Efe. Según anunció ayer el consejo de vigilancia de la entidad, que no precisó la cantidad solicitada, WestLB quiere utilizar las garantías para conseguir financiación externa para los próximos ejercicios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de noviembre de 2008