Alain Resnais centra la programación del CGAI

Cinco cortometrajes de condición casi legendaria inician la retrospectiva que el Centro Galego das Artes da Imaxe (CGAI), en A Coruña, dedica al cineasta bretón Alain Resnais (Vannes, 1922) durante los meses de noviembre y diciembre. Guernica (1950), Las estatuas también mueren (1953), Noche y niebla (1955), Toda la memoria del mundo (1956) y El canto del styreno (1958) formarán las dos primeras sesiones, a las ocho y media de miércoles y jueves de la semana que viene, de un ciclo que repasará títulos fundamentales como Hiroshima Mon Amour (1959), El año pasado en Marienbad (1961) o Muriel (1963).

Alain Resnais perteneció a los alrededores de la generación Nouvelle Vague. Más cercano a nombres como Agnès Vardà o Chris Marker que al núcleo duro -Jean-Luc Godard, François Truffaut, Claude Chabrol-, Resnais colaboró con escritores de la envergadura de Alain Robbe-Grillet, Marguerite Duras o Jorge Semprún. La programación de la filmoteca se completa con la continuación del ciclo consagrado a David Lean. Breve encuentro (1945), el lunes 3, y Oliver Twist (1948), el lunes 24 se suman a los filmes del director inglés ya proyectados.

En colaboración con el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), el CGAI lleva igualmente adelante una serie de proyecciones bajo el epígrafe O cine pensa a arte. Itinerarios polos procesos creativos. Cintas de Pier Paolo Pasolini -Sopralluoghi in Palestina (1964)-, Jean-Luc Godard -Escenario del filme Pasión (1982)- o de Jean Renoir -Ensayos para una salida al campo (1936)-, son algunas de las películas del ciclo que comienza el viernes 7 con Pier Paolo Pasolini.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0031, 31 de octubre de 2008.