Málaga promociona a funcionarios a los que acusa

El llamado caso Parques y Jardines, la supuesta malversación de 413.000 euros mediante la certificación falsa o cobro doble de trabajos de mantenimiento de zonas verdes en Málaga entre junio de 2000 y febrero de 2001, ha dado lugar a una situación paradójica. Mientras por un lado el Ayuntamiento de Málaga se adhiere a la petición del Ministerio Fiscal, que solicita penas de cuatro años y siete meses para los dos funcionarios municipales implicados en la causa, por otro, el mismo consistorio les ha dado en los últimos años mayores responsabilidades de las que tenían cuando se levantó el caso. Así, Carmen M. L., que cuando estalló el escándalo era jefa de sección de Parques y Jardines, trabaja ahora en Urbanismo como responsable de todos los proyectos que tienen que ver con zonas verdes. "Es un puesto de mayor responsabilidad, no lo entiendo", declaró Carmen M. L. en el juicio, que ha quedado visto para sentencia. Su superior Manuel Carlos M. G., también recibió mayor responsabilidad tras su imputación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 31 de octubre de 2008.