Atacadas en Vizcaya dos estaciones de tren y el coche de un edil del PNV

Varios encapuchados colocaron a las 0.30 de ayer en el interior de la estación de Eusko Tren de Berriz (Vizcaya) un artefacto compuesto por líquido inflamable, gas y un petardo pirotécnico. La deflagración provocó importantes daños en la estación, que fue visitada por la mañana por consejera vasca de Transportes, Nuria López de Guereñu. A esa misma hora, otro grupo de kale borroka arrojó varios cócteles molotov contra un cajero automático situado en la Gran Vía de Barakaldo.

Sobre las 2.30, un grupo de radicales lanzó dos bombas incendiarias contra la estación de Eusko Tren de Amorebieta. El ataque causó daños en la cristalera de la oficina de billetes y en las cabinas canceladoras de la estación. En ninguno de los ataques se produjeron daños personales.

Sobre las 4.30, un grupo de desconocidos rompió los cristales del coche de un concejal del PNV en Lekeitio y vertió en su interior pintura roja y amarilla. Por la noche, varias personas se enfrentaron a la Ertzaintza y quemaron contenedores y dos cajeros en Hernani (Guipúzcoa) para protestar por la prohibición de una manifestación de Askatasuna, la organización de apoyo a los presos.

Imagen de los destrozos causados en la estación de Eusko Tren en Berriz (Vizcaya).
Imagen de los destrozos causados en la estación de Eusko Tren en Berriz (Vizcaya).LUIS ALBERTO GARCÍA
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS