Los valencianos copan los Octubre

Es la segunda vez que ocurre en las 37 convocatorias del certamen literario

Cinco autores valencianos coparon ayer los Premis Octubre que, en su 37 edición, se han concedido sobre más de un centenar de obras. Desde la primera convocatoria, en la que todos los galardonados también fueron valencianos, no se había dado esta circunstancia, destacada por Eliseu Climent en nombre de 3 i 4, la editorial que junto al semanario El Temps otorga los galardones. La actualidad de los temas y los nuevos planteamientos son características comunes a las obras premiadas entre las que, además, destaca la juventud de sus autores, ya que cuatro de ellos apenas alcanzan los cuarenta.

El premio de ensayo aborda los nacionalismos desde la filosofía

Más información

Los premiados han sido: Xavier Aliaga, autor de la obra ganadora del Premi Andròmina de narrativa; Samuel Sebastián, premiado con el Octubre de Teatro; Antoni Defez, Premi Joan Fuster de ensayo; Josep Lluís Roig, autor de la obra premiada con el Vicent Andrés Estellés de Poesía; y Mario Reyes, que se ha alzado como ganador del Premi Ramon Barnils de periodismo de investigación.

Durante la gala de entrega de los Premis Octubre, celebrada anoche, los jurados destacaron los principales motivos para la selección de cada una de las obras ganadoras. El jurado del Premi Andròmina resaltó no sólo el atractivo de Els neons de Sodoma, del periodista y colaborador de EL PAÍS Xavier Aliaga por tratar temas de actualidad, sino también por ser una novela divertida, paródica y grotesca, un tono que mezcla con la descripción de la decadencia del mundo rural.

El incesto es el tema de Les habitacions tancades, la obra ganadora del Octubre de Teatro de este año, en la que Samuel Sebastián acomete la relación de dependencia y sumisión de una hija que, tras muchos años, se rebela contra los abusos de su padre. "La escribí en una semana", señaló ayer Sebastián, que destacó la "intensidad" de este tiempo, acorde a la que refleja el propio texto. "Es una pieza de puro teatro", añadió, ya que cuenta únicamente con dos personajes que se enfrentan, dialécticamente, a una relación de abuso en el momento cotidiano anterior a una comida.

Una aportación nueva y valiente hizo que el jurado del Premi de Poesía Vicent Andrés Estellés se decidiera por la obra del ya galardonado Josep Lluís Roig Peixos d?un mar sec. La obra se presenta con un formato novedoso, ya que se plantea, en la parte izquierda, con poemas breves y, en la derecha, otros, que aparecen como una respuesta desinhibida a los anteriores.

El jurado apreció el hecho de que en el capítulo de ensayo, el Premi Joan Fuster pudiera debatirse entre verdaderos ensayos y no sobre "tesinas recicladas". La obra de Antoni Defez también habla de actualidad. En Realisme i nació: un assaig de filosofia impura aborda los nacionalismos desde el punto de vista filosófico y no desde las habituales perspectivas políticas o históricas. La conclusión, tal como expuso ayer Defez, es que una nación no existe si no hay una masa crítica suficiente que se la crea. "El País Valenciano no acaba de existir porque es el imaginario de un grupo que no llega a ser masa crítica", dijo. "Cuando la existencia de una nación no es obvia, es que no existe", añadió.

Un reportaje sobre La València de Hitler realizado por Mario Reyes ha sido la obra ganadora del Premi Ramon Barnils de periodismo de investigación que recoge, entre otros hechos, el desfile de las juventudes hitlerianas celebrado en el año 43 en los jardines de Viveros, así como otros muchos actos de apoyo al nazismo que posteriormente fueron "tapados para pasar a decir que Valencia fue neutral", apuntó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de octubre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50