Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP denuncia un minibar que según Quintana costó 15 euros

Feijóo calienta la precampaña atacando el "lujo del bipartito"

"La Xunta es incapaz de habilitar los fondos de la Lei de Dependencia mientras Quintana disfruta del lujo en un coche oficial con minibar". El PP oficializó ayer a través de un comunicado las veladas acusaciones que venían deslizando varios cargos del partido durante las últimas horas. En la comisión de Economía del Parlamento la diputada popular Susana López Abella recibió al vicepresidente Anxo Quintana con un reproche parecido. "No nos parece de recibo que altos cargos doten con neveras de más de 6.000 euros el coche oficial cuando 12.000 hogares sobreviven con menos de 200 euros al mes", espetó al tiempo que reclamaba un incremento de las pensiones mínimas.

Presidencia guarda la factura de un coche de Fraga que costó 334.000 euros

Cuando llegó su turno, el número dos de la Xunta instó a la diputada a probar su afirmación: "Le pido que diga quién tiene el minibar y si se refiere a esta Vicepresidencia, dígalo aquí en sede parlamentaria y automáticamente bajamos los dos con los medios de comunicación al coche oficial para que usted les enseñe donde está el minibar de 6.000 euros".

No hubo respuesta, así que a las puertas del Parlamento Quintana mostró a los periodistas el accesorio que viaja en la maleta de su coche oficial. Explicó que se había adquirido en un supermercado por 15 euros. La misma nevera portátil -de la marca Waeco, con función de frío y calor que se conecta al mechero del coche- se vende en Internet por 99,75 euros.

"Nos consta que el vicepresidente ordenó instalar un minibar de 6.000 euros en su coche, si ahora ha cambiado de nevera o de coche, no lo sé", alegó ya fuera de la Cámara la parlamentaria del PP. Fueron todas las pruebas aportadas por los populares para sostener la denuncia.

Su estrategia de oposición consiste en vender la idea de que el bipartito vive sumido en el lujo mientras los gallegos apuran hasta final de mes para sortear la crisis. Para defender esa tesis, los populares también han denunciado la compra de un vehículo oficial -un Audi A8 blindado- para el presidente Emilio Pérez Touriño que costó a la Xunta 480.000 euros. "Un coche fantástico para un nuevo rico", escribía todavía ayer el PP en las notas oficiales que insistían en la categoría del turismo "superior al que utilizan Sarkozy o Merkel". Los mismos comunicados censuran que el parque móvil de la Xunta tenga a disposición de Touriño cuatro turismos de gama alta, "uno para uso de su mujer Esther Cid".

La Consellería de Presidencia, responsable de la flota de vehículos de la administración, apela a razones de seguridad para no valorar el precio del coche del presidente. Y recuerda que entre la documentación que heredaron del Ejecutivo de Fraga figura la factura de compra de un vehículo también blindado para Fraga, otro Audi A8 con los mejores acabados, por el que el Gobierno anterior pagó 334.000 euros en 2002. El mismo departamento explica que por su condición de ex presidente, el veterano senador sigue disfrutando de dos turismos de lujo, un Volskswagen Touareg, y otro para sus escoltas y personal de confianza.

La ofensiva sobre el "despilfarro del bipartito" que se ha intensificado estas últimas semanas no es nueva y atiende a varios frentes, en especial, a la Consellería de Cultura. Desde diciembre, el PP aprovecha cada sesión parlamentaria para pedir las facturas de la participación de Galicia en la Feria Internacional del Libro de La Habana que la Xunta ha cifrado en 1,3 millones de euros.

A la misma hora en que López Abella censuraba el minibar de Quintana, el diputado Ignacio López Chaves llevaba su denuncia favorita a otra sala de la Cámara. Esta vez para reprochar al departamento de Ánxela Bugallo los exiguos resultados de aquella promoción. Valiéndose de la estadística de exportaciones de las cámaras de comercio, destapó que en lo que va de año Cuba sólo compró a Galicia libros por 9.200 euros.

El pasado mayo, López Chaves concedió también categoría de escándalo a otro albarán de 1.600 dólares abonado a un hotel de la isla que sirvió a medio millar de invitados 400 mojitos y 100 refrescos.

Un importe diez veces menor al que Cultura ha invertido en fotocopias para entregarle al diputado popular todo el material de sus minuciosas investigaciones. El servicio de reprografía de la consellería entregó 262.000 folios al PP con un coste para la Administración de 10.599 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de octubre de 2008