Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:GIANLUIGI BUFFON | Portero del Juventus | Liga de Campeones

"Bajar a Segunda me hizo volver a saborear el fútbol"

Se perderá el duelo de esta noche por una lesión muscular. Aun así, Gigi Buffon (Carrara, Italia; 30 años) vive desde dentro las crisis que sufre la Juve. El sábado viajó con el equipo a Nápoles y, al volver, de madrugada, se reunió junto a Claudio Ranieri y Nedved con un grupo de ultras que le esperaban en el aeropuerto pidiendo explicaciones sobre el mal momento del equipo. "Es algo momentáneo", dice Buffon por teléfono antes de ir a cambiar los pañales de su hijo, de nueve meses.

Pregunta. Han pasado 13 años desde su debut. ¿En qué ha cambiado el fútbol?

Respuesta. Ya no es el fútbol de antes, el que le gustaba a la gente. Ha perdido la belleza, el gesto técnico, la lentitud...

"Me gustaría tener los reflejos y la capacidad de reacción de Casillas"

P. Nadie le ha quitado la titularidad desde ese día.

R. Ha sido gracias a mi carácter. Era un caradura. No le tenía miedo a nadie, sí respeto. Pero, si tenía que decir algo a alguien, lo decía. Daba igual que fuera un veterano. Ahora soy otra persona, tengo 30 años. Si tuviera el mismo carácter, cometería errores un día sí y otro también.

P. ¿Qué infancia tuvo?

R. Deportiva: con 13 años, era el único de la casa que no estaba en la selección. Mis padres, en la de atletismo, y mis hermanas, en la de voleibol. Yo jugaba al fútbol en un pinar con los amigos.

P. Empezó de centrocampista. ¿Adónde habría llegado?

R. No era malo, pero no creo que hubiese tenido tanto éxito.

P. ¿Por qué quiso ser portero?

R. Fue un capricho. Siempre me había fascinado y con 13 años me dije: "Si quieres ser un futbolista importante, también lo puedes ser siendo portero. No pasa nada con que lo pruebes un año". Pasó un año y no tuve tiempo para volver atrás: me fichó el Parma.

P. ¿Qué tipo de portero es?

R. Soy un portero que simplifica... No hago paradas para la galería. Tengo un rendimiento muy constante y transmito seguridad y confianza a mis compañeros.

P. ¿De dónde viene su carácter, su dar siempre la cara?

R. De la seguridad que tengo, de ser consciente, de ser fuerte y no tener miedo.

P. ¿No le tiene miedo a nada?

R. Sí, a las avispas. Siempre voy con jeringuillas en el bolso por si me pican. Soy alérgico.

P. ¿Qué características debe tener el portero perfecto?

R. No existe el portero perfecto. Puede haber varios tipos: el más explosivo, el más físico, el más ágil. Son las defensas los que hacen buenos a los metas. A mí me gustan los altos como Cech y Julio César.

P. Si pudiera coger algo de algún guardameta...

R. Me gustaría tener los reflejos y la capacidad de reacción de Casillas. Es más pequeñito que yo y eso le permite hacer movimientos que mi estatura no me deja.

P. ¿Se merece el Balón de Oro?

R. Aquí no hay ese debate. De ganarlo, sería más que merecido. En los dos últimos años ha tenido una continuidad de rendimiento excepcional.

P. ¿Se enfada mucho?

R. Fuera del campo, pierdo el control sólo cuando me faltan al respeto. Dentro, sí que me enfado porque no me gusta perder.

P. ¿Quién es el defensa que más seguridad le transimite?

R. Cannavaro. Hablamos con una mirada.

P. ¿Y el punta con más clase?

R. El Ronaldo del Inter. Te hipnotizaba. Y Vieri. Cada vez que me miraba, marcaba un gol.

P. ¿Por qué decidió quedarse cuando la Juve bajó a Segunda?

R. Porque era un hombre feliz. Acababa de ganar un Mundial y el fútbol me dio una oportunidad para demostrar qué tipo de persona soy: quería hacer felices a millones de aficionados y ganarme el respeto de la gente como hombre, no sólo como futbolista.

P. ¿No lo tenía?

R. No es fácil ser portero de la Juve. Te pitaban en cada campo. Ahora, ya no. Me he ganado el respeto de todos.

P. ¿Qué fue lo más duro?

R. El primer partido de Copa, en Bari, contra un equipo de Tercera. Había 300 personan en un estadio de 60.000. Me entraron ganas de llorar.

P. ¿Y luego?

R. Me di cuenta de que tenía ganas de volver a saborear el fútbol de verdad, el fútbol de provincia.

P. ¿No le han entrado ganas de darle una bofetada a Moggi?

R. ¿Para qué? No merece ni la pena enfadarse.

P. ¿El calcio de hoy es limpio?

R. Sí. Pero al Madrid, a la Juve, al Inter, siempre le darán un penalti dudoso, siempre habrá algo de temor reverencial a los grandes.

Gianluigi Buffon en lalistaWIP

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de octubre de 2008