Reportaje:

Candidatos fallidos

La mayoría de los cabezas de cartel del PSOE en las elecciones municipales de 2007 en las capitales ha abandonado o está en la cuerda floja

El PSOE lleva desde 1995, año del asalto del Partido Popular al poder municipal en Andalucía, sin dar con la tecla. Sus candidatos a las alcaldías de las capitales andaluzas son engullidos, elección tras elección, por sus adversarios y a duras penas aguantan el amargo trago de la oposición. Ahora, al año largo de los comicios locales de 2007 la mayoría de los aspirantes o han tirado la toalla y abandonado la política municipal, o están en la cuerda floja, cuestionados por sus direcciones.

No hay un argumento general que sirva para explicar esta situación, pero lo cierto es que el panorama para el PSOE es inquietante. Los carteles electorales de Málaga (Marisa Bustinduy), Granada (Javier Torres Vela) y Huelva (Manuela Parralo) ya no están. El de Cádiz, Rafael Román, reclamó la misma noche de la derrota electoral "un cambio de banquillo"; es más que dudoso que el candidato de Almería, José Antonio Amate, repita en las listas; el de Córdoba, Rafael Blanco, no genera entusiasmo en la nueva dirección provincial; y al alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, le están moviendo la silla y su situación política es de "declive" en palabras de un dirigente del PSOE. La única que se ha consolidado es Carmen Peñalver, alcaldesa de Jaén, gracias a un pacto con Izquierda Unida.

"La gente quiere ver al candidato picando piedras desde el primer día"
"No hay ninguna inquietud. Peor lo tiene el PP que pierde en 500 sitios"

El PSOE no tiene un plan a corto plazo para atajar este problema. "No hay ninguna inquietud, ya se verá en su momento", afirma un miembro de la ejecutiva del PSOE. "A rey muerto, rey puesto", dice otro dirigente en relación con los abandonos de los portavoces en la oposición. Los socialistas aseguran que serán las encuestas las que digan si los sustitutos de los candidatos -en algunos casos, sustitutos de los sustitutos- se han consolidado o no y niegan tener una preocupación urgente. "Peor lo tiene el Partido Popular, que pierde en 500 ayuntamientos", añaden un tanto a la defensiva.

Tras las elecciones municipales de 2007, el PSOE anunció una "reflexión profunda" acerca de por qué sus candidatos en las ocho capitales no logran ser los más votados ni quiebran la abstención en barrios que tradicionalmente apoyan a los socialistas en otras convocatorias. Y pospuso el debate autocrítico para no estropear la foto completa de que, una vez más, habían superado en votos al PP en el conjunto de Andalucía por una diferencia de 8,5 puntos. El retraso en el análisis también estaba motivado por que los socialistas querían evitar las peleas internas, antes de las elecciones andaluzas y legislativas, en las siempre bulliciosas agrupaciones.

En su pasado congreso regional, el PSOE se comprometió a convocar una conferencia política para estudiar sus "vulnerabilidades electorales" y "los puntos débiles", como los llamó Manuel Chaves, de su oferta política en relación con las clases medias. Unas clases medias que se alejan del PSOE no sólo en la zona del litoral, sino también en el interior. Esta conferencia debe celebrarse no más allá de julio de 2009, pero se va a retrasar para acercarla lo máximo a las elecciones municipales de 2011, afirmaron fuentes de este partido. De este modo, también se les da tiempo a las nuevas ejecutivas provinciales para que formen sus equipos y se asienten, en vez de pedirles cuenta ya.

"Estos temas siempre lo hemos resuelto tarde", se lamenta un dirigente provincial, "cuando la gente lo que necesita ver es al candidato picando piedras desde el primer día". Esta fuente reconoce que a veces los aspirantes a las alcaldías no tienen una clara vocación municipalista y han ido a probar suerte. Y si los resultados no le han acompañado, han tenido la oportunidad (algunos) de refugiarse en puestos de la política autonómica, donde la hegemonía del PSOE es absoluta. "El PP no ha tenido otros sitios para hacer política y ha aguantado en la oposición. Además, han construido muy bien el discurso del agravio contra la Junta de Andalucía", añade este dirigente, quien propone: "Habría que decirles a nuestros candidatos: de aquí no te mueves hasta que consigas el bastón de mando".

La debilidad en las capitales no es un fenómeno exclusivo de Andalucía. Para atajarla, el PSOE aprobó en su congreso federal la obligación de que en las ciudades sus militantes se unan en una agrupación única con el objetivo teórico de remar todos en la misma dirección del grupo municipal. Pero esto, como asegura un dirigente, "no es la panacea", toda vez que en las ciudades donde ya existe una agrupación municipal no han tenido mejores resultados electorales. "Eso puede servir, aunque no lo garantiza", agrega esta fuente.

Candidatos del PSOE en las elecciones municipales

- Alfredo Sánchez Monteseirín. Alcalde de Sevilla desde 1999. Mantiene tensas relaciones con la ejecutiva provincial, que pretende su relevo ya.

- José Antonio Amate. Candidato a la alcaldía de Almería en 2007. El grupo municipal intentó su relevo. "Me iré cuando lo crea oportuno", dijo.

- Rafael Román. Candidato a a la alcaldía de Cádiz en 2003 y 2007. Es diputado en el Congreso. La noche electoral pidió "un cambio de banquillo".

- Manuela Parralo. Candidata a la alcaldía de Huelva en 2007. Tuvo un fuerte apoyo del PSOE federal y andaluz. Dimitió la semana pasada.

- Javier Torres Vela. Candidato a la alcaldía de Granada en 2007. No sólo dimitió en mayo como concejal sino que también abandonó la política.

- Marisa Bustinduy. Candidata a la alcaldía de Málaga en 2003 y 2007. Dimitió en abril de 2008. Es miembro de la Mesa del Parlamento andaluz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 20 de octubre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50