Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Gore alienta a sus fieles

El premio Nobel advierte: "Estamos a tiempo, pero no hay un minuto que perder"

Puesta en escena contra el calentamiento del planeta. El premio Nobel de la Paz y ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, alertó ayer en Sevilla contra los drásticos cambios que afronta la Tierra y que elevan su temperatura más y más. "Estamos a tiempo, pero no hay un minuto que perder", avisó ayer a 200 fieles congregados para escucharle.

"Las evidencias parecen sólidas y hay hipótesis catastróficas"

Un año después, Gore ofreció su segunda conferencia en Sevilla. Ayer el líder de la ecología y el marketing verde, intervino en el encuentro de la Fundación Climate Project Spain y trufó su intervención de gráficos y cifras elocuentes para un futuro sombrío tras el deshielo de los polos. "He salido con una gran preocupación porque las evidencias que aporta parecen sólidas, y hay hipótesis catastróficas a no muy largo plazo", reflexionaba Adolfo Fernández, director del Parque del Alamillo sevillano. "Si hemos llegado a la luna, ¿cómo no vamos a ser capaces de cuidar nuestro hogar?", se preguntaba un Gore más optimista sobre la incapacidad de alcanzar acuerdos globales eficaces.

El ex vicepresidente desplegó un optimismo inusitado sobre la comunidad: "Hace 500 años más de la mitad de la actividad mundial se concentraba en China y la India, y los centros de investigación estaban en Andalucía. Cinco siglos más tarde, la actividad vuelve al mismo sitio". Según Gore, Andalucía se ha convertido en un "centro de excelencia". Por la mañana, Gore visitó la planta de energía solar instalada en Sanlúcar la Mayor (Sevilla) de 300 megavatios de potencia.

El escritor Antonio Rodríguez Almodóvar sintetizó el mensaje de Gore: "La concienciación ciudadana ha avanzado, pero ahora falta incorporar a los poderes públicos a adoptar medidas concretas".

El presidente en España de la fundación fundada por Gore, Juan Verde, vaticinó la previsión más apocalíptica para Andalucía durante las próximas décadas. "Si no se actúa contra el cambio climático, en 15 años sería inviable pensar en el Sur de España como destino turístico, ya que Andalucía es la zona más afectada del país".

Poco antes, el científico y premio Nobel Rajendra Pachauri animó a los gobiernos internacionales a impulsar "políticas verdes". "Las políticas gubernamentales no pueden aislarse del resto de la sociedad", sentenció Pachauri. Según el científico, las consecuencias del calentamiento en España son claras: menor disponibilidad de agua, precipitaciones torrenciales y descontroladas, aumento de incendios y descenso de la producción agrícola. Finalmente, elogió las diferentes apuestas realizadas en materia de energía solar.

El debate energético centró parte de la jornada por la mañana. Posiciones enfrentadas entre los portavoces de la Comisión Mixta para el Cambio Climático. María Teresa de Lara expuso la apuesta del PP por recuperar el debate de la energía nuclear, "que debe alejarse de la demagogia". Mientras, Fernando Moraleda, portavoz del PSOE, cerró el paso a las centrales nucleares y limitó la apuesta a las renovables. "Esperamos un cambio fundamental en la política medioambiental de EE UU tras las elecciones", afirmó.

El ex presidente de Costa Rica, José María Figueres, cautivó al electorado con sus intervenciones precisas y rotundas. "Si creemos que estamos fastidiados con la crisis, esto no es nada comparado con el cambio climático. ¿Por qué un tonel de petróleo ronda los 80 dólares y uno de coca-cola vale 127 dólares?", interrogó. Preguntas y respuestas para 200 apóstoles que ayer atendieron opiniones coincidentes y opuestas, y que a partir de ahora predicarán la palabra de Gore.

A puerta cerrada

La esperada intervención de Al Gore se produjo a puerta cerrada, en exclusiva para los 200 fieles escogidos procedentes de todo el país. ¿Cómo encaja la difusión de su mensaje verde con la prohibición de que los periodistas reflejaran sus palabras? "Al Gore y Pachauri hacen uso de información cedida por empresas que han impuesto cláusulas legales que impiden su reproducción de forma pública", alegó el presidente de la fundación en España, Juan Verde. Para demostrar la eficacia de las jornadas, Verde aseguró que los asistentes a la charla de 2007 han impartido 700 conferencias en los últimos doce meses. Finalmente, el juez Baltasar Garzón faltó a la cita pese a anunciar su presencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de octubre de 2008

Más información