Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:RUTAS URBANAS

Las cabras toman el té

Granjas urbanas comparten espacio con las oficinas en el centro de Londres

Es un secreto escondido entre las infinitas sorpresas que ofrece Londres: sus granjas urbanas esparcidas a lo largo de la ciudad, activas y productivas. Con sus prados, sus montañas de compost y sus rebaños paciendo bajo los frutales, ajenos al caos de la metrópoli.

Una encuesta realizada por el zoo de Londres hace más de treinta años reveló que una gran mayoría de los niños de la capital británica, a pesar de estar familiarizados con tigres y pingüinos, nunca habían visto una vaca. Tratando de remediar esta paradoja, Londres cuenta hoy con casi veinte granjas abiertas al público, en las que los londinenses pueden recuperar aquellas visitas al pueblo que ya se han perdido para casi todos: dando de comer a los burros, probando mermeladas caseras o llevándose a casa huevos frescos.

Muchas de estas granjas son de especial interés para los visitantes por incorporar tiendas de productos propios de cultivo biológico, cafés con cocina de fusión y pasteles caseros. Por no mencionar eventos más tradicionales como ferias de productos o equitación, como veremos más adelante.

Cabe destacar las de la zona de Hackney y Tower Hamlets (hay una en Spitalfields y otra en Mudchute), en el East End de Londres, barrio que se ha convertido en una visita obligada por sus mercadillos, sus galerías de arte y su justificada reputación bohemia. Estas granjas completan de una forma diferente una excursión a este barrio donde la historia de la metrópoli y su carácter multicultural se suceden en capas inagotables.

Sita en Buxton Street, cerca de Brick Lane, se halla la diminuta Spitalfields Farm, embutida con calzador entre vías de tren y calles que sufrieron sin clemencia los bombardeos aéreos durante la II Guerra Mundial. Cada año, a mediados de septiembre, se celebra un mercado de productos agrícolas donde se recupera el sabor de las ferias rurales paseando entre puestos de mermeladas de jengibre, plum-cakes caseros y manzanas pippin, que hoy sólo se pueden adquirir en remotos condados.

Grandes invernaderos

La granja de Spitalfields posee un reducido establo de ganado, pero compensa con sus invernaderos, donde los locales, en general familias de Bangladesh que sólo recientemente han abandonado el medio rural, siguen con dedicación el ritmo de las estaciones en esta ciudad que nunca duerme. El mejor día para visitarla es el domingo, coincidiendo con el mercado de Brick Lane, y también el día en que los pubs de la zona ofrecen el típico roast beef.

Aunque no tiene café para visitantes, los numerosos restaurantes indios de la zona y las famosas panaderías judías que abren toda la noche en el mismo Brick Lane ofreciendo bagels y pan de centeno, lo compensan sobradamente. El metro más cercano es Liverpool Street, y de allí es un paseo entre tiendas vintage y mercadillos.

Un poco más al norte, en el barrio adyacente de Hackney, favorito de la bohemia española y los okupas, encontramos Hackney City Farm. La forma más fácil de llegar es desde las estaciones de metro de Bethnal Green, Old Street o Liverpool Street, o bien tomar los autobuses 26 y 48, que se cogen al salir de esta última estación. Si venimos de Old Street, el autobús 55 nos dejará también a la puerta. Si elegimos bajar en Bethnal Green, sin embargo, podemos aprovechar para echar un vistazo a las tiendas de saris y bazares indios de Bethnal Green Road. Pero si conseguimos llegar a nuestro destino sin perdernos en pubs o bazares, el café de Hackney City Farm es famoso por su excelente cocina de fusión, donde se utilizan los productos de la propia granja, de cultivo biológico. Sirven desayunos y almuerzos vegetarianos.

Las llamas andinas

Mudchute Farm, en el corazón del Canary Wharf, y a un tiro de piedra de este incomparable marco de rascacielos de cristal y acero, es otra interesante visita, con sus hectáreas de verdes pastos, huertos frutales y prados donde pace el ganado. La granja de Mudchute existe ajena a la jungla de acero y cristal diseñada por Norman Foster y otros arquitectos del nuevo milenio que crece sin parar a su alrededor. Tiene su propia escuela de equitación, rebaños de ovejas, pocilgas con cerdos, cabras y corrales de aves.

Su familia de llamas andinas, que pacen todo el año en los prados que hace 100 años acomodaron vagonetas de trabajo e ingenios industriales al servicio de los abandonados diques portuarios, es famosa entre los niños de la zona.

El café sirve el tradicional té de la tarde con scones (panecillos), mermelada y nata fresca, así como un breve, pero imaginativo menú de mediodía que atrae durante la semana a trajeados ejecutivos locales. No es raro ver grupos de oficinistas con tacones o corbata, compartiendo un almuerzo sobre la hierba, a la sombra de cerezos y ciruelos. Desde sus verdes colinas artificiales, producto de la construcción del puerto fluvial, podemos contemplar el Támesis y, en la otra orilla, el Observatorio de Greenwich. La mejor forma de acercarse es utilizando el Docklands Light Railway (DLR), que atraviesa el East End y nos sorprende con una entrada impresionante al complejo de Canary Wharf. La estación más cercana es Mudchute.

Las granjas urbanas abren de martes a domingo, de diez de la mañana a cuatro y media tarde, y a los visitantes les conviene saber -especialmente los que buscan un ambiente tranquilo- que durante la semana no es raro encontrarlas invadidas por grupos de niños haciendo actividades extraescolares.

Los visitantes a Londres a menudo se sorprenden de descubrir una ciudad agresiva en su desarrollo urbano, pero que sin embargo posee extensas zonas verdes. Sus parques son famosos, pero las granjas municipales son quizás menos conocidas, aunque igualmente sorprendentes.

Guía

Cómo ir

» Easyjet (www.easyjet.com) tiene vuelos de ida y vuelta entre Madrid y Londres (Gatwick) desde 67,46 euros, precio final. Desde Barcelona, a partir de 48,46.

Visitas

» Hackney City Farm (www.hackneycityfarm.co.uk; 0044 20 77 29 63 81). 1a, Goldsmiths Row. Abre de martes a domingo, de 10.00 a 16.30. Se suele dar de comer a los animales sobre las 16.00. Entrada gratuita.

» Spitalfields City Farm (www.spitalfieldscityfarm.org; 0044 20 72 47 87 62). Buxton Street, Tower Hamlets. Entrada gratuita. Abre de martes a domingo, de 10.00 a 16.30. El 3 de diciembre celebra su Feria de Navidad, con venta de productos propios: mermeladas, chutneys, puddings navideños...

» Mudchute Park and Farm (www.mudchute.org; 0044 20 75 15 59 01). Pier Street. Isle of Dogs. Abre todos los días de 9.30 a 16.30. Entrada gratuita, aunque se aceptan donaciones.

Información

» www.visitlondon.com (0044 20 72 34 58 00).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de octubre de 2008

Más información