Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:DESDE EL PARQUÉ | Mercados

Hay problemas para cualquier solución

Los mercados de valores han pasado en esta nueva fase a descontar el impacto de una más que posible recesión económica que aún está sin cuantificar. Las declaraciones del secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, en las que afirmaba que conseguir la estabilidad financiera no evitaba la crisis económica en sí misma, convencieron a los inversores de que la dirección que tomaron en la sesión anterior era la más correcta.

El Ibex 35 cierra esta sesión con una caída del 5,06% que le lleva de nuevo a los 9.706,80 puntos y que convierte la reacción del pasado lunes en papel mojado.

Como en las jornadas anteriores, casi toda la actividad se concentraba en torno a los principales valores del mercado ante el vencimiento de los contratos de opciones y futuros de este mes, que tendrá lugar mañana viernes. El índice Ibex de los valores medianos tan sólo cedió el 2,01% y el de los pequeños perdió el 2,96%.

El conjunto de los mercados de la eurozona registró caídas mayores que las del Ibex 35 y la Bolsa de Londres destacó sobre todos con un retroceso del 7,16%.

Uno de los argumentos que exhibían los analistas para justificar la aceleración de las pérdidas fue la reacción de la Bolsa de Nueva York, tanto ante las declaraciones de Paulson como por el dato de ventas minoristas de septiembre, que sufrió su mayor caída en tres años.

El dinero ha vuelto a dirigirse hacia la renta fija tras los últimos altibajos de los mercados de valores, lo que ha hecho bajar las rentabilidades de los bonos. En los últimos días, el bono español ha recuperado terreno ante el bund alemán y ha reducido el diferencial de forma importante. Al final de la semana anterior ese diferencial era de 63 puntos básicos, mientras que ayer se había reducido a sólo 43.

El hecho de haber puesto los inversores de nuevo sobre la mesa el tema de la recesión económica ha traído consigo un revuelo en todos los mercados. En el del petróleo se produjeron fuertes caídas que, en el caso del brent, dejaban el precio prácticamente a la mitad del precio alcanzado hace unos meses, al cotizarse a 70,73 dólares el barril en el mercado de Londres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2008