Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caixafòrum cierra Montcada y expone su colección permanente

Palladio y los tesoros del Aga Khan, en la programación

La crisis que acecha el mundo del arte, con costes de seguro y transporte desorbitados, se deja vislumbrar también en la nueva temporada expositiva de Caixafòrum, el centro cultural de la Fundación La Caixa en Barcelona. Aunque el director, Jaume Lanaspa, aseguró que el presupuesto será parecido al de 2008 (500 millones de euros para la Obra Social, de los que 80 se destinaron a cultura), la fundación otorga un nuevo protagonismo a su colección de arte contemporáneo, cierra definitivamente la Sala Montcada, opta por varias exposiciones de pequeño formato e itinerantes durante largo tiempo, y reduce los grandes proyectos expositivos de producción propia, que marcaron otras temporadas.

Este año tan sólo habrá dos: una retrospectiva de formato mediano (unas 80 obras incluidos los dibujos) de Joaquim Mir, que inaugura la temporada, y una selección de Obras maestras del arte islámico del Museo Aga Khan, que dirige Lluís Monreal, que fue director de la Fundación La Caixa durante 11 años. Las obras del Aga Khan Trust se están exhibiendo en varios países a la espera de que termine la construcción de su sede de Toronto, cuya inauguración está prevista para 2010.

Entre los platos fuertes del programa destaca la exhibición dedicada al arquitecto Andrea Palladio en el quinto centenario de su nacimiento, que se presenta actualmente en Vicenza (Italia), envuelta en polémicas por abrazar una tesis historiográfica de matriz británica, ignorando los estudios italianos y alemanes. La exposición ha sido acusada de servir como coartada a la falta de investigaciones científicas, mientras que muchas de las célebres villas del Véneto sobreviven a duras penas entre la desidia y el asedio de autopistas y urbanizaciones.

También habrá exposiciones del arquitecto Richard Rogers y el pintor fauvista Maurice de Vlaminck, y se otorgará un nuevo protagonismo a la colección de la fundación, que se expondrá de forma permanente, si bien en espacios diversos y enmarcada en propuestas temáticas. Una de éstas, La mirada del artista, reunirá obras elegidas por el pintor Luis Gordillo, en línea con las anteriores miradas de Soledad Sevilla y Juan Uslé, aunque esta vez la selección no se reducirá a la pintura. La colección llegará a Caixafòrum la próxima semana con Zonas de riesgo, una exposición que se articula en tres montajes consecutivos, en los que se podrán ver algunas de las últimas adquisiciones. Durante 2008 la fundación ha adquirido piezas de Mona Hatoum, Gordillo, Damián Ortega, Jordi Colomer, Ignasi Aballí, Massimo Bartolini, Alicia Framis, Christopher Williams y Hans Peter Feldman.

Probablemente suscitará controversia el cierre de la Sala Montcada, el último reducto dedicado a la exposición (y a veces producción) de artistas jóvenes. Según Ignasi Miró, director del área de cultura, el cierre ha abierto un proceso de reflexión del que saldrá un nuevo y más articulado proyecto de apoyo a la creación emergente, que no estará sujeto a un espacio determinado. La Asociación de Artistas Visuales de Cataluña, que manifestó en diversas ocasiones su disconformidad con el cierre de la histórica sala de calle de Montcada y sus temores que el traslado a Caixafòrum fuese el prólogo de una desaparición, tiene previsto discutir el tema en su reunión del viernes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2008