Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El vertido de fuel se extiende por el Estrecho y llega hasta Ceuta

Los armadores deciden el amarre de 220 barcos por la contaminación del agua

Las manchas de fuel procedentes del Fedra, el carguero liberiano que se partió en dos tras encallar en aguas de Gibraltar, se dispersaron ayer por la bahía de Algeciras, el Estrecho de Gibraltar y llegaron hasta el puerto de Ceuta, que está a unos 12 kilómetros de donde se produjo el siniestro.

"Las manchas superan la media milla de longitud", dicen los pescadores

A las galletas de fuel encontradas el pasado lunes en la playa de Los Lances en Tarifa, se sumaron ayer restos de similares características cerca del río Jara. En la costa tarifeña se recogieron centenares de kilos de arena contaminada. Durante la madrugada llegaron a Algeciras, a la playa de El Rinconcillo, manchas de fuel que alcanzaron los 200 metros de costa desde la desembocadura del río Palmones. En la zona de la playa algecireña de La Concha se encontraron restos de hidrocarburo y en Getares, una capa fina de fuel contaminó 25 metros de playa.

A lo largo de ayer, unas 50 personas trabajaron en distintas zonas del litoral para retirar los restos de la contaminación.

En el mar, dos barcos de Salvamento Marítimo y cuatro de Salvamar retiraron parte del fuel que aún permanece disperso cerca del Fedra. Su escasa densidad dificultó la recogida. Las inspecciones aéreas comprobaron que las manchas de fuel se han reducido, pero se han dispersado por el Estrecho.

El Gobierno de Gibraltar aseguró ayer que siguen las labores de extracción de las 150 toneladas de fuel que aún quedan en los tanques del Fedra y que hoy se podría iniciar la retirada de la proa del barco.

La policía de Gibraltar ha abierto una investigación para determinar la tripulación del Fedra cometió alguna infracción el día que se produjo el accidente, el pasado viernes. Esta actuación correrá de forma paralela a la investigación abierta por la Administración Marítima de Gibraltar.

Respecto al Tawe, el otro barco que está encallado en la bahía de Algeciras, Capitanía Marítima instó ayer a la empresa Svitzer Wijsmuller a presentar un plan de reflotamiento, una vez concluyan las labores de extracción de las 200 toneladas de fuel que aún tiene en sus tanques.

Mientras, los pescadores y armadores de las flotas con base en los puertos del estrecho de Gibraltar (Algeciras, Ceuta, Tarifa y La Línea de la Concepción) decidieron ayer mantener los barcos amarrados ante la contaminación del agua en el Estrecho. El paro afecta a unos 220 barcos pesqueros.

"No podemos aguantar más", manifestó el patrón mayor de la cofradía de pescadores de Algeciras, Francisco Soler, quien insistió en que "los barcos no pueden salir a faenar cuando las aguas están llenas de chapapote, porque además de no pescar, se pierden las artes y se puede incluso poner en peligro la embarcación".

Los patrones de embarcaciones que tuvieron que regresar con sus barcos el lunes confirmaron que "las manchas de fuel superan la media milla de longitud, son numerosas y se encuentran dispersas desde la costa de La Línea hasta Ceuta o más".

Los armadores anunciaron una demanda contra la empresa armadora del barco por "esta nueva catástrofe medioambiental". "Vamos a reclamar indemnizaciones por el lucro cesante de pesca de los dos días que llevamos amarrados a causa del vertido", manifestó, Pedro Maza, presidente de los armadores andaluces.

El vicepresidente primero y consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, se desplazó ayer a Algeciras, donde mantuvo un encuentro con los representantes del sector, a los que ofreció los servicios jurídicos de la Junta para llevar a los tribunales a la empresa griega Dilek Shipping, armadora del Fedra.

Los armadores calculan que cada barco pierde una media de 1.800 euros por cada día amarre. A esto habría que sumar, según algunos armadores, los costes de personal y lo que pierde el sector subsidiario cuando no hay capturas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de octubre de 2008