Crisis financiera mundial | La respuesta europea

Los países europeos tardan un mes en pactar una solución

Los gobernantes han preferido hasta ahora actuaciones unilaterales

Hace un mes que el gigante financiero estadounidense Lehman Brothers, una de las entidades con más solera de Wall Street, anunció que necesitaba ayuda urgente para evitar una quiebra que resultó inevitable. Desde entonces, la desconfianza ha acampado en los mercados y azuza el huracán financiero internacional que está asolando las Bolsas de todo el mundo. Los jefes de Estado de Europa y Estados Unidos han intentado en varias ocasiones armar una acción coordinada ante el crash. Pero hasta ayer todos los intentos han sido infructuosos.

Merkel opinaba que las decisiones debían tomarse "a escala nacional"
Zapatero pidió a Sarkozy una reunión de urgencia del Eurogrupo

Más información

Los nubarrones volaron en cuestión de una semana de EE UU a Europa. Tras la caída de Lehman, a final de septiembre, Bélgica, Holanda y Luxemburgo nacionalizaron de urgencia a Fortis. Esa misma semana el sector público abrió la mano para recoger los restos de otras entidades por toda Europa. Dexia fue rescatada por Francia y Bélgica; Hypo Real Estate, por Alemania; Bradford & Bingley, por Reino Unido.... Los Gobiernos actuaron de forma desordenada sin ningún plan conjunto de actuación ante la crisis financiera.

Los líderes europeos miraron de reojo a Washington a la espera de una reacción estadounidense que calmase los mercados. El anuncio del plan Bush suponía una inversión de 700.000 millones de dólares (más de medio billón de euros).

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, fue el primero en dar un paso al frente y anunció una convocatoria del G-8, que agrupa a los países más industrializados del mundo, para pergeñar una acción coordinada ante la crisis. Pero el guante lanzado por el presidente galo no tuvo mucho eco.

La insistencia de Sarkozy, presidente de turno de la UE, en actuar conjuntamente desembocó en una minicumbre descafeinada que reunió la semana pasada en París a los presidentes de Alemania, Francia, Reino Unido e Italia. El resultado: había desconfianza para armar un plan como el estadounidense. Y como dijo la canciller alemana, Angela Merkel: "Cada país debe asumir responsabilidades a escala nacional".

Entonces se sucedieron una cascada de soluciones individuales. Irlanda, Alemania, Reino Unido y España respondieron unilateralmente a los efectos de la crisis. Tras el fracaso de la minicumbre en París, Zapatero sugirió al presidente francés que convocara una "reunión urgente" de los jefes de Gobierno del Eurogrupo.

Durante la pasada semana, cargada de decisiones unilaterales, las Bolsas han sucumbido a la tormenta y han vivido la peor semana de su historia. Esto ha llevado al Eurogrupo, reunido ayer en París, a tomarse en serio la necesidad de intervenir como un equipo.

Las medidas tomadas ayer

- 3.50. Reino Unido prepara un plan para salir al rescate de los cuatro bancos más importantes del país, HBOS, Royal Bank of Scotland, Lloyds TSB y Barclays según adelantaba el dominical británico The Sunday Times.

- 6.43. Australia y Nueva Zelanda anuncian que garantizan la totalidad de los depósitos bancarios durante un plazo de tres años.

- 11.35. El primer ministro británico, Gordon Brown, afirma antes de partir a la reunión del Eurogrupo en París, donde intentará imponer su plan de salvamento, que "las economías europeas se enfrentan a la hora de la verdad".

- 13.33. París baraja un dispositivo de garantías interbancarias para facilitar los préstamos entre entidades, según la emisora France Info.

- 15.05. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, manifiesta antes de la reunión en París del Eurogrupo que confía en lograr un plan detallado frente a la crisis.

- 16.06. El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, recibe al primer ministro británico, Gordon Brown, y al presidente de la CE, José Manuel Durão Barroso, para consensuar políticas antes de la reunión del Eurogrupo.

- 16.15. Un alto ejecutivo del Parlamento alemán calcula que el paquete de ayuda a los bancos diseñado por Berlín alcanzará los 400.000 millones.

- 16.37. El ministro de Economía español, Pedro Solbes, descarta la nacionalización de entidades financieras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de octubre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50