Llega a Valencia el 'hip hop' contestatario nacido en Cuba

El documental 'Calle Real 70' se presenta el martes

Si uno visita los clubes nocturnos de La Habana o Santiago de Cuba puede escuchar todas las variantes de la salsa, así como los ritmos sintéticos más europeos. Si pasea por las calles de estas hermosas ciudades, la música tradicional le asalta de las más diversas formas, casi desde cada rincón. Sin embargo, lo más singular de lo alternativo, lo más puro y activo, hierve en otras partes de la isla, y está contenido en otros sonidos. Concretamente, en la jugosa disciplina hip hop que hierve en los rincones más subterráneos de una Cuba que lo produce de manera tan artesanal como digna.

Las rimas se nutren de la marginación de la mujer, del bloqueo, de Internet

La marginación de la mujer, el bloqueo estadounidense, la falta de libertad de expresión y movimiento, la necesidad de Internet, la lucha por una revolución post-castrista: de todo eso se nutren las rimas del rap cubano, la poesía contestataria por excelencia en la agonía del castrismo. Eso encierra Calle Real 70, un documental realizado por Joaquín Ruiz y José Miragall. El próximo martes 14 será presentado en la sede de la SGAE de Valencia en DVD + CD, un formato editado y producido por la empresa local Mixer de Medios. El día 20, asimismo, será pasado en la Mostra de Cinema del Mediterrani. Tanto en el disco como en las imágenes, está encerrado el espíritu de una Cuba bien distinta a la que conoce en gran público. Una Cuba alternativa, ligada a las raíces de la isla, pero mucho más contemporánea que la que promocionan las agencias de viaje o la que intenta vender el mismo Gobierno.

La imaginación, el valor, y las ganas de llegar al mundo, han sido los elementos vitales de una generación de músicos que se han convertido en guerrilleros de la palabra en una isla en que este concepto tiene un peso especial. Porque es en el underground del rap caribeño donde gente como Anderson critica las mentiras de políticos falsos. Donde los Omega Kilay reivindican los derechos de la mujer y protestan contra la homofobia.

Donde Hermanos de Causa aportan la salsa y el son para pronunciarse contra el racismo. También otros, como Papá Humbertico o El Discípulo, sorprenden con sus reflexiones corrosivas. Al igual que ha sucedido en África o en Palestina, el hip hop se ha convertido en Cuba en un lenguaje delicado, social, emocionante y hasta peligroso: si hay una poesía cuyos versos lleguen directamente al corazón de las generaciones futuras, se encuentra contenido en el rap. En Francia, el hip hop se ha convertido en el verdadero lenguaje de protesta de los marginados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de octubre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50