Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Calp retoma el control de Hacienda y Urbanismo

Veinticuatro horas después de la moción de censura que derrocó al PSPV, los viejos estilos regresan a Calp. El nuevo gobierno del alcalde nacionalista Ximo Tur, integrado además por nueve ediles del PP y uno del PSD, ha entregado las principales áreas municipales, como Urbanismo o Hacienda, a concejales que ya las dirigieron cuando los populares gobernaron con mayoría absoluta hasta 2007. Así, salvo sorpresa, la cartera de Urbanismo será para el portavoz del PP, José Perles, quien en el anterior mandato y junto al entonces alcalde Javier Morató asumió decisiones tan polémicas como la construcción de más de 2.000 viviendas en el humedal de las Salinas o la de un hotel de 104 metros de altura y 20 pisos a seis metros del mar.

También es ya seguro que el edil de Hacienda será el popular Fernando Penella, igualmente con experiencia en la plaza: una auditoría del PSPV reveló que con este concejal al frente de la gestión económica el ejecutivo del PP dejó una deuda superior a los 70 millones de euros. Otro edil popular que sale reforzado será el diputado provincial Juan Roselló, que pese a encontrarse imputado por el caso de Aguas de Calpe dirigirá Turismo.

Tur mantiene que tendrá margen de autonomía respecto al PP para ejecutar su política y que la gestión urbanística será decidida por la Agenda Local 21. En un gesto para cerrar heridas, el alcalde del Bloc le ha ofrecido Fiestas a su compañera Antonia Avargues, quien se ha opuesto a la moción. Avargues anunció que se mantendrá en el Bloc y no se marchará al grupo no adscrito porque representa "al 50% del colectivo local de Calp que no está de acuerdo con la censura". Y sostiene que 10 de los integrantes de la lista del Bloca no apoya la moción. La división del nacionalismo local constituye un grave problema para el secretario nacional, Enric Morera, quien el lunes no fue a Calp a apoyar a Tur.

Mientras, Dénia también ha sufrido una honda fractura social por su moción de censura, hasta el punto de que por primera vez tendrán lugar tres actos diferentes para conmemorar el 9 d'Octubre. El gobierno, compuesto por el PP e independientes, ha convocado esta celebración en el Ayuntamiento y no en la plaza de Jaume I, con acceso libre. Ese lugar ha sido elegido por la plataforma vecinal Dénia no nos resignamos en protesta por el voto de censura. El PSPV acudirá al acto institucional y al de la plataforma. La celebración que realizaba el Bloc en la Glorieta se ha visto alterada, ya que el gobierno ha organizado allí una mascletà. Los nacionalistas trasladarán la ofrenda a otra plaza del casco antiguo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de octubre de 2008