La Tate Modern presta 'Metamorfosis de Narciso' al Museo Dalí durante tres meses

La Fundación Gala-Salvador Dalí cumplió ayer uno de los deseos del genio surrealista al exponer, por primera vez juntos, el óleo sobre tela Metamorfosis de Narciso, pintado en 1937, y el poema homónimo que el artista escribió para ser leído mientras se contempla la pintura. El cuadro pertenece a la colección de la Tate Modern de Londres desde 1979 y es uno de los máximos exponentes del surrealismo daliniano, según Vicenç Todolí, director de este centro cultural londinense. "Es una de nuestras piezas más importantes y una de las más complejas dentro del universo surrealista", afirmó.

Durante tres meses podrá contemplarse en el Teatro Museo Dalí de Figueres (Alt Empordà), en un montaje especial que incluye el manuscrito del poema y que permitirá al visitante seguir la recomendación del propio pintor. "Dalí propone leerlo y observar con una 'fijeza distraída' el cuadro como aplicación integral de su método paranoico-crítico", explicó ayer el director del centro, Antoni Pitxot.

El óleo, que despertó el entusiasmo de Sigmund Freud, une la tradición clásica de la mitología griega con el psicoanálisis a través del mito de Narciso, cuya egolatría no debió de resultar ajena al artista. "Dalí se identificó con él hasta el punto de retratarse junto a un charco en el que se reflejaba su rostro. La clave del cuadro está en esa foto, tomada por Gala durante una excursión por el Cap de Creus", apunta Pitxot.

Una vez más, los paisajes desnudos de Cadaqués y Portlligat son el trasfondo de un lienzo en el que desfilan personajes y temas del imaginario daliniano: rocas, huevos, un perro flaco o un tablero de ajedrez para una partida con la muerte.

La Fundación Gala-Salvador Dalí también anunció ayer la publicación este otoño del poema La Metamorfosis de Narciso con dos estudios introductorios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 06 de octubre de 2008.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50