Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
A TOPE | Fin de semana

Hacer 'de reír'

Hace unos días vi una película divertidísima en el cine. Estaba convencido de que la peli sería un éxito y arrasaría en taquilla, pero no fue así. El lunes leí los datos de taquilla y sus resultados eran tirando a desastrosos. Se habían gastado un dineral en publicidad, la ponían en muchísimos cines y aun así sus cifras de recaudación eran discretitas. Estoy hablando de Tropic Thunder, que en España lleva el abominable subtitulo de Una guerra muy perra. Si no la conoces, se trata de una sátira sobre las películas de guerra y sobre las estrellas de Hollywood.

En Estados Unidos fue número uno de taquilla, al igual que muchas comedias como Supersalidos o las protagonizadas por cómicos como Will Ferrell, que rompen récords allí, pero aquí pasan sin pena ni gloria. Podría pensarse que su humor es muy localista y muchos de los chistes no se pillan por diferencias culturales, pero no creo que sea el caso porque, aunque pequeña, su legión de seguidores a este lado del Atlántico es verdaderamente entusiasta. Lo que pasa es que, simplemente, aquí nos hacen menos gracia, de igual manera que el dúo Sacapuntas tendrían poco éxito en Finlandia y Álvaro Vitali (el Jaimito de la pelis italianas de destape que tantas veces emitía Telecinco cuando era "la cadena amiga") no se comería una rosca en Nueva Zelanda.

Muchas veces habremos podido comprobar que el humor no conoce fronteras y que las diferencias culturales son salvadas por una gracia universal. El ejemplo perfecto es que Mister Bean se sigue emitiendo sin parar en ETB-1 durante décadas sin que por ello decaiga la gracia que produce en los espectadores que han visto el episodio en que pierde un zapato 306.722 veces. Lo mismo podríamos decir de Los Simpson o El príncipe de Bel-Air, que han padecido una repetición extenuante a lo largo de los años. Sin embargo, también es cierto que en unos sitios se ríen de unas cosas y en otros se descojonan con chistes bien diferentes. Por eso significa una ventaja cuando puedes hacer un humor muy localista repleto de chistes privados y referencias que son reconocibles para un círculo muy reducido. Es decir, que, como la buena publicidad, tienes claro tu público objetivo y vas a por él sin piedad. Más de uno torcerá el gesto al ver a Los Morancos, pero probablemente son los cómicos más eficaces que puedan existir.

Tropic Thunder es un taquillazo en Estados Unidos. Hace reír a lo largo y ancho de todo el país. Aquí pasamos un poco del tema, porque parece que no va con nosotros. Desde luego que no veo eso como un problema a solucionar. Si Ben Stiller o Jack Black no hacen de reír por estos lares, qué se le va a hacer. Lo que jamás podrás hacer con el público es decirle lo que tiene que hacerle gracia. Eso es imposible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de octubre de 2008