Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Gil Rossellini, músico y director de cine y documentales

El director de cine y músico Gil Francesco Rossellini falleció anoche en el American Hospital de Roma, donde estaba ingresado hace semanas. Hijo del cineasta Roberto Rossellini y de la guionista india Sonali Senroy das Gupta, Gil nació el 23 de octubre de 1956 en Bombay. Aunque el autor de Roma ciudad abierta estaba casado entonces con la actriz Ingrid Bergman, tuvo una larga relación con Sonali das Gupta, con quien coescribió el documental India, realizado en esos años por encargo del primer ministro Nehru.

Su hermano Renzo dio ayer la noticia de la muerte, y dijo que el funeral se hará cuando se reúnan "los otros hermanos dispersos por el mundo", es decir, la actriz Isabella Rossellini, su gemela Isotta y Roberto.

Gil Rossellini sufría una extraña enfermedad que le postergó en 2004 en una silla de ruedas, lo que no le impidió seguir trabajando, incluso con él mismo como protagonista de sus películas. Su último trabajo, Kill Gil (Vol. dos y medio), se presentará en el Festival Internacional del Filme de Roma el 29 de octubre, y cierra una trilogía relacionada con su enfermedad.

"Soy documentalista desde hace 20 años y no podía no hacer un documental sobre la cosa más interesante que me ha pasado, mi enfermedad". Eso dice en una de sus últimas entrevistas, que cierra su postrera película, a la vez un llamamiento por los derechos sociales de las personas dependientes y un testamento vital.

"He tenido mucha suerte", afirma a la cámara el autor, que en junio pasado se bautizó por el rito católico y adoptó el nombre de Francesco. "He tenido una vida muy movida, he conocido a personas extraordinarias, he visitado lugares de inigualable belleza y tuve la fortuna de casarme con una mujer bella e inteligente. Conduje coches históricos preciosos y toqué profesionalmente durante seis años. Produje tres películas y dirigí muchos documentales. Y tengo amigos sinceros en los cinco continentes, que han estado cerca incluso después de la enfermedad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de octubre de 2008