Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

El Gobierno alemán y varios bancos auxilian al Hypo Real Estate

El banco hipotecario muniqués Hypo Real Estate (HRE) esquivó ayer la bancarrota gracias a la asistencia de un grupo de bancos y el Gobierno. El banco obtuvo una línea de crédito de 35.000 millones de euros con el aval del Gobierno federal de Alemania.

Una reunión de urgencia durante el fin de semana salvó de la ruina a la entidad de crédito, al parecer, incapaz de afrontar por sí misma pagos pendientes de hasta 10.000 millones de euros. El Hypo Real Estate es una de las 30 sociedades alemanas que cotiza en el índice DAX, el más importante del país.

Esta medida se produce unos días después de que el ministro alemán de Hacienda, el socialdemócrata Peer Steinbrück, se congratulara ante el Parlamento federal de la buena salud del sistema financiero alemán. Torsten Albig, portavoz del Ministerio de Hacienda, declaró ayer que fue un paso "difícil", pero inevitable para paliar las consecuencias de la crisis en Alemania.

De no funcionar el paquete de salvamento, el Gobierno alemán tendrá que asumir pérdidas de 26.600 millones de euros. Según aseguraba ayer Albig, el Gobierno "no se ha comprometido a ciegas".

Evitar males mayores

Steinbrück sostenía el pasado jueves que el Gobierno alemán no se implicaría en medidas de este tipo para salvar entidades privadas. Ayer, Albig dijo que la medida evitará males mayores para la economía del país. No se sabe, de momento, qué futuro tiene el Hypo Real Estate como entidad autónoma.

El ministerio y el propio banco hicieron declaraciones contradictorias al respecto. Mientras que Steinbrück y Albig hablaron de una "liquidación ordenada" de los negocios del HRE, fuentes del banco descartaron tajantemente tal posibilidad. Ninguna de las dos partes dijo contemplar la nacionalización del banco. Según los portavoces del HRE, el banco tiene ahora la liquidez asegurada hasta finales del año que viene.

Los inversores castigaron duramente al Hypo Real Estate, que cayó hasta un 75% durante la jornada de ayer. El pasado viernes había caído ya un 9%. El batacazo arrastró ayer a las Bolsas alemanas. El índice DAX cayó un 4,2%. Los valores financieros fueron los más castigados, destacando entre ellos Commerzbank, que se desplomó un 24% pese a proclamar la solidez de todo el grupo, incluida su gran filial hipotecaria.

El consejero delegado de la entidad, Georg Funke, dijo que la nueva facilidad de crédito "nos permitirá ajustar nuestra estructura de depósitos para adaptarnos a los mercados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de septiembre de 2008