Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Humor y 'gore' se citan en los filmes catalanes del festival de Sitges

No son muchos, pero sí variopintos: siete filmes con producción catalana se presentarán este año en la sección oficial del festival de Sitges, que se inaugurará el jueves. El clásico del cine de terror y fantástico rinde homenaje en esta edición al desaparecido Stanley Kubrick en el 40º aniversario de 2001: una odisea en el espacio. Para festejar la efeméride se le ha otorgado el gran premio de Sitges 2008, reconocimiento que recogerá en la apertura del evento su viuda, Christiane Kubrick.

La representación catalana no se moverá por los imbricados caminos creativos del director de El resplandor. No. En ¡Soy un pelele!, por ejemplo, Hernán Migoya narra la historia de un hombre que pierde la memoria y, entre otras cosas, olvida que es gay. "Para pesadilla de muchos, en esta película vuelve el feo de los hermanos Calatrava", señala Migoya. Otros apuestan por el thriller psicológico, como Luis Calvo en Prime time, que se adentra en un concurso que entretiene al espectador secuestrando gente. Por su parte, Sexykiller, de Miguel Martí, bucea en la mente de una joven con alma de Hannibal Lecter; mientras que Embrión, de Gonzalo López, versiona un filme japonés sesentero de erotismo perturbador dirigido por Koji Wakamatsu.

Además de 18 cortometrajes en los que reina el gore y un homenaje al productor J. A. Pérez Giner en otras secciones, la presencia de coproducciones catalanas en la categoría oficial incluye Versus, del debutante Iago de Soto; Intrusos en Manasés, del también novel Juan Carlos Claver, y el nuevo filme de Brad Anderson, Transsiberian. Un poco de todo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de septiembre de 2008