Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:GASTRONOMÍA

El bulo

Se ha extendido entre los gastrónomos y los simples comensales, entre los residentes y aquellos que habitan lejanas tierras, entre los aficionados a las cosas del comer del uno al otro confín, la especie de que el afamado restaurante Ca'Sento de Valencia había cerrado sus instalaciones por razones económicas, poniendo así fin a tantos años de calidad y privando a la ciudad de uno de los espacios donde se rinde homenaje a las primeras materias y a las dignas formas de tratarlas, dicho sea lo anterior para evitarnos entrar con detalle en el halago que merece su trayectoria y buen hacer pasado y actual.

Mas no, todo es mentira, todo resulta ser lo que el diccionario define como un bulo: falsa noticia propalada con algún fin.

CA'SENTO

Méndez Núñez, 17. Valencia

Teléfono 96 330 17 75

Y el fin, sin duda, se advierte que solo puede consistir en perjudicar los negocios a los que se alude, desanimando, en este caso al posible comensal, a que en el momento de tomar la sublime decisión de decidir el local donde va a restaurar sus fuerzas o a saciar sus sueños gastronómicos, se incline por el antedicho Ca'Sento, pese a ser público, notorio y conocido, que es el restaurante de mayor calidad global de entre los que disfrutamos en Valencia.

Sin duda los bulos tienen su origen en un punto determinado, aunque siempre es difícil averiguar cuál es el mismo, pero se multiplican y potencian por muchas más gentes, anónimas o conocidas, que los transmiten, y que unen en sus comentarios el placer que supone dar una noticia asombrosa -aunque sea falsa- y el morbo de propalar, por todos los vientos, que un mito -del oficio o la cualidad que sea- ha caído, asimilándose de esta forma, al resto de los humanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de septiembre de 2008