Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuidadoras en Euskadi

El Parlamento vasco sigue buscando algún mecanismo que permita a las parlamentarias y parlamentarios que, por razones de fuerza mayor, no puedan acudir a algún pleno sí puedan ejercer su voto. "No creo que se pueda hacer lo del voto telemático de momento, pero estamos buscando algún resquicio para que los que no puedan personarse, bien sea por causas de maternidad o por motivos de salud, puedan votar de algún modo", explicó ayer una portavoz de la Cámara vasca.

A principios de febrero de 2007, siete días después de dar a luz y con los puntos puestos todavía, la parlamentaria Nekane Altzelai (EA) ya estaba defendiendo la ley de Cooperación desde su escaño. En paralelo, su niña la esperaba en el despacho al cuidado de su secretaria. Con el Gobierno tripartito vasco en minoría (PNV-EA-EB), cada voto vale su peso en oro y puede ser determinante. El Ejecutivo de Ibarretxe logró sacar adelante sus presupuestos para el ejercicio 2003 por 36 votos contra 35, gracias a que la socialista Idoia Mendia acababa de dar a luz y a que Jaime Mayor Oreja, por entonces líder del PP vasco, llegó tarde a la votación.

En marzo de 2007, la Cámara vasca puso a disposición de quienes lo soliciten un servicio de ciudadoras para sus retoños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de septiembre de 2008