Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estallido procedente de un 'caza' desata la alarma en Málaga

Dos cazas Eurofighter con base en Morón sembraron ayer la confusión y la alarma en media provincia de Málaga al provocar dos fuertes estampidos cuando sobrepasaron la velocidad del sonido a 37.000 pies (10.972 metros) de altura sobre la capital malagueña. Los aviones militares, que participaban en unas maniobras denominadas Sirio, superaron la velocidad Mach 1 (340 metros por segundo o 1.225 kilómetros por hora), lo que unido a las condiciones atmosféricas, con el cielo nublado y gran humedad, provocó el fenómeno conocido como "estampido sónico".

Los estallidos se produjeron sobre las 9.40 y se notaron con especial intensidad en la capital malagueña, donde, según numerosos testimonios, retumbaron suelos y cristales. El servicio de emergencias 112 recibió en los primeros minutos tras las explosiones más de 200 llamadas de ciudadanos asustados a pesar de que no se produjeron daños de ninguna clase.

Durante aproximadamente tres cuartos de hora, la confusión se apoderó de la ciudad. Todos los que escucharon la detonación en la zona de Málaga lo hicieron con la misma intensidad, lo que llevó a muchos a pensar que se trataba de algún atentado con bomba contra algún edificio oficial o infraestructura próximos a su vivienda. Las llamadas de los vecinos alertaban de un bombazo contra la comisaría, otro contra la Ciudad de la Justicia, otro contra el Hospital Carlos Haya, otro contra la comandancia de la Guardia Civil, y así sucesivamente. Los teléfonos de emergencia y de los cuerpos de seguridad quedaron colapsados, pero no hubo ninguna escena de pánico.

En media provincia

El eco de las detonaciones se dejo sentir con claridad en localidades como Mijas, Alhaurín de la Torre Velez-Málaga o Antequera. Finalmente, sobre las 10.30, la Subdelegación del Gobierno en Málaga informó de que la causa más probable del suceso fuera la de un caza rompiendo la barrera del sonido. Posteriormente, Defensa afirmó que los aviones volaban 2.000 pies por encima de lo permitido. Superado el susto inicial, llegaron las reacciones políticas. El PP y el PSOE en Málaga anunciaron que pedirán explicaciones sobre el suceso en el Congreso. La diputada del PP Celia Villalobos recordó que en el año 2000 se produjo un incidente similar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de septiembre de 2008