Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La renovación judicial

El PP maniobra para que López y Hernando vayan al Constitucional

Rajoy impone a sus comunidades autónomas a dos de los jueces más polémicos y beligerantes contra el PSOE

El PP dejó ayer claro quiénes son sus candidatos para el nuevo Tribunal Constitucional: Francisco José Hernando y Enrique López, presidente y portavoz salientes del Consejo General del Poder Judicial y dos de los cargos institucionales más beligerantes con la política del PSOE en la pasada legislatura.

El PP de Galicia tiene dos nombres alternativos, pero el PSdeG los bloquea

La estrategia para lograr su nombramiento es una operación envolvente que ha pillado por sorpresa al PSOE y que acabará forzando a los socialistas a vetar abiertamente los dos nombres. Porque no hay alternativas. De los 12 parlamentos autónomos en los que el PP tiene representación suficiente para presentar candidato propio, Hernando y López van a ser propuestos al menos por siete (Cantabria, Aragón, Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Extremadura).

Por primera vez, las autonomías pueden proponer dos candidatos cada una para los cuatro puestos del Constitucional que debe renovar el Senado. La fecha límite para enviar las candidaturas es el próximo día 29 y la mayoría de los parlamentos autónomos aprueba los nombres estos días. Una vez en el Senado, los votos del Partido Popular y del PSOE son imprescindibles para estos nombramientos, según la cuota pactada: dos para cada uno.

La dirección del Grupo Socialista rechaza la propuesta de Hernando y López para el Tribunal Constitucional. Considera que Hernando ha mantenido una posición muy polémica y beligerante en la anterior legislatura, muy significado contra decisiones clave del Gobierno, como el Estatuto de Cataluña y leyes como la de igualdad y la de matrimonios gays, y sosteniendo conflictos institucionales como su negativa a comparecer en el Congreso. En el caso de López, de 45 años, incluso tiene un perfil profesional muy bajo para lo habitual en el Constitucional.

Fuentes socialistas calificaban ayer de "inasumibles" ambos nombres y añadieron que de persistir en su candidatura "haría muy complicado el acuerdo". "Es evidente que no se pueden aceptar", añaden en el PSOE. "Espero que el PP tenga un mínimo de responsabilidad y cumpla su palabra de intentar un acuerdo" para renovar el Tribunal. Consultados varios senadores socialistas, estupefactos, las opiniones van desde la resignación hasta la actitud decidida de no votar los dos nombres si llega el caso.

Pero la realidad es que, cuando se concreten los nombramientos en los parlamentos autónomos, Hernando y López serán los dos candidatos con más legitimidad que lleguen al Senado. Uno de los negociadores del PP sostiene que están dispuestos a que esos sean sus dos únicos candidatos en el Senado. "Nos atendremos a las propuestas que vengan de las comunidades", dice, tras defender la idoneidad de los dos.

Encerrona

La encerrona para el PSOE es de órdago. Opción uno: declaran la idoneidad de los candidatos y meten en el Constitucional (para los próximos nueve años) a dos de sus bestias negras de la pasada legislatura. Opción dos: desprecian las propuestas autonómicas, después de haber diseñado ellos este sistema de nombramiento y haberlo defendido frente a un recurso de inconstitucionalidad del PP. Opción tres: queda bloqueada la renovación hasta que el PP acceda a buscar otros dos nombres. En este último caso, los populares lograrán el efecto deseado de retrasar la renovación y que, mientras, sea el actual Constitucional, más favorable para los conservadores, quien sentencie sobre el Estatuto de Cataluña.

En todo caso, Hernando y López podrían ser recusados en los recursos contra el Estatuto, contra las bodas gays y en los procesos de ilegalización de ANV y PCTV, porque ya han anticipado su posición en esos asuntos.

Hasta ayer, el único grupo autonómico del PP que había propuesto candidatos distintos era el de Galicia, donde presentó a José Souto y José Luis Meilán. Sin embargo, un pacto entre PSOE y BNG para repartirse los dos candidatos gallegos hará imposible que llegue al Senado esa alternativa. La paradoja es que hasta ese bloqueo favorece la estrategia del PP, porque mantiene a Hernando y López como únicos candidatos en el Senado.

Los pasos para renovar el Constitucional

- El Senado debe nombrar a cuatro nuevos magistrados del Tribunal Constitucional, para sustituir a los cuatro que debían haber cesado el pasado mes de diciembre.

- Por primera vez, las comunidades autónomas pueden hacer propuestas al Senado para cubrir estos puestos. Cada parlamento puede presentar hasta dos candidatos. El plazo para enviar estas candidaturas termina el lunes 29 de septiembre.

- Los grupos del Senado deben ponerse de acuerdo en cuatro nombres de entre las candidaturas autonómicas. No hay un plazo fijado. Por el criterio de proporcionalidad, el PP puede elegir dos y el PSOE otros dos. Si existiera un bloqueo, el Senado puede buscar candidatos alternativos a los autonómicos.

- Acordados los nombres, se les convoca a la Comisión de Nombramientos y después se votan cuatro los nombres en el Pleno. Es necesaria una mayoría de tres quintos, por lo que PP y PSOE tienen capacidad de bloqueo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de septiembre de 2008

Más información