La industria, "preocupadísima" por la pelea

"Estamos preocupadísimos, no sabemos lo que va a pasar, es algo que nos supera", declaró ayer Juan Nebrera, presidente de ProEspacio, asociación de la industria espacial española, acerca del conflicto de competencias entre Industria y Ciencia e Innovación. "El CDTI tiene más de 20 años de experiencia acumulada en la gestión de los programas espaciales y gente preparada. Nos da igual en qué ministerio esté, lo que queremos es que no se pierda este organismo, que siga funcionando como hasta ahora, apoyando a la industria y gestionando los contratos que son el día a día de las empresas", dijo.

Un comunicado de la asociación sostiene que "el Gobierno debería tener en consideración la estrecha relación entre los aspectos presupuestarios, los aspectos de representación nacional y los aspectos de implementación de la política espacial en la decisión sobre las competencias de los diversos órganos del Estado que pudieran estar involucrados". Por ello se apunta que deberían estar "dentro de un mismo Ministerio todas las atribuciones mencionadas".

Más información

Además de los programas de la Agencia Europea del Espacio (ESA), la industria está muy volcada en el desarrollo de dos satélites españoles en que trabaja el CDTI. Pero el alcance del conflicto se mide también en la perspectiva de la reunión ministerial de la ESA, que se celebrará el próximo noviembre, donde se tomarán decisiones estratégicas. "Llevamos un año preparando esa próxima reunión con el CDTI", recordó Nebrera.

El ámbito del espacio es extremadamente complejo, por el peso que tiene la componente de I+D, la científica, la de fabricación de equipos y la alta tecnología, todo ello en un ámbito de cooperación internacional y a la vez de fuerte competencia. Hay que conocer muy bien todos los hilos para tener una posición favorable, dijo el experto espacial.

Nebrera reiteró su valoración positiva del CDTI en los últimos años. "Chapeau por la labor que ha hecho", dijo. "España se ha ganado a pulso un prestigio y una buena posición al aumentar la financiación de las actividades espaciales y con la notable mejora de la gestión de las mismas, y tememos que este conflicto nos devuelva a una situación de 20 años atrás. No puede consentirse un ridículo internacional así", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 15 de septiembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50