Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Segunda jornada de Liga

Sogecable denuncia el "chantaje" de Mediapro

La Liga de Fútbol Profesional, organismo regulador del campeonato de Primera División,había previsto que el Barcelona-Racing se emitiera en la modalidad de pago por visión. Sin embargo, la productora Mediapro, encargada de la producción del encuentro, emitió la señal en abierto. Según Sogecable, empresa propietaria de los derechos del fútbol, la emisión gratuita del partido supone una infracción. "Mediapro vulnera la Ley de Emisiones y Retransmisiones Deportivas, que fija un partido en abierto por semana", aseguró ayer un portavoz de Sogecable. "Además, incumple el contrato firmado en julio de 2006, entre Audiovisual Sport, Sogecable, Mediapro y TVE3".

Sogecable acusa a Mediapro, socio de Imagina, la entidad que participa en el grupo de productoras que gestiona la Sexta, de "violar la ley" y de "chantaje". "Mediapro envió un fax el viernes a las ocho de la tarde a Audiovisual Sport", denunció un portavoz de Sogecable; "y ofreció la señal del partido del Barcelona. Casi simultáneamente, La Sexta anunció que daría el partido en abierto. A las diez de la noche les respondimos que tomaríamos la señal, pero sin renunciar a ningún derecho. Les dijimos que seguiríamos adelante con las reclamaciones que están en marcha en el juzgado de Primera Instancia número 36 de Madrid. Mediante esta querella Sogecable reclama a Mediapro por el impago de 200 millones de euros".

"Hoy [por ayer sábado] Mediapro respondió que no nos daría la señal a menos que dejemos sin efecto la suspensión de las señales que se mantienen desde 2007 por incumplimiento de contrato. Pretendían chantajearnos para que renunciáramos a nuestros derechos, contemplados en un contrato que sigue vigente, y que ellos han incumplido".

Sogecable asegura que Mediapro desbarató un modelo de explotación que funcionó en los últimos años. Sogecable también apunta que la Liga española es la única en Europa que emite más de un partido en abierto, y esto repercute en la economía de los clubes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de septiembre de 2008