Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno se salta la fórmula y congela el precio del butano

Con España a las puertas de la recesión, el Gobierno se ha sacado de la manga una medida popular para intentar congraciarse con los consumidores: congelará el precio del butano, que tocaba revisar el 1 de octubre, para 12 millones de consumidores y hasta fin de año. La decisión -que evita una subida del 9,01% (de 13,76 a 15 euros)- es una flagrante excepción al modo en que se deciden los precios. Se aplica una fórmula automática al menos en teoría, con tres variables: la evolución en los mercados internacionales del precio del gas, ligado al del crudo, los costes de transporte y el cambio del euro con el dólar. El cálculo es trimestral.

El PP no lo podrá acusar de populismo: su Gobierno hizo lo mismo en septiembre de 1996 y en octubre de 1999. La congelación es "transitoria", hasta enero. El Ministerio de Industria invocó ayer en un comunicado la "protección a los consumidores" para aplicar una excepción que oficialmente se justifica porque Industria ha decidido que el aumento del precio de la materia prima en dos de los tres meses base del cálculo (junio, julio y agosto) es "resultado de movimientos especulativos". El ministerio dice que el automatismo sigue vigente pese al precedente de este golpe de mano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de septiembre de 2008