Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vandellòs II estará parada como mínimo un mes más

Los alcaldes critican el desfase de los planes de emergencia

La población del área de la nuclear de Vandellòs II no ha participado en un simulacro de emergencia desde 1987. Y éste se realizó porque no hubo más remedio: era indispensable para poner en marcha la planta atómica. Esta deficiencia y muchas otras fueron denunciadas ayer en L'Hospitalet de l'Infant (Baix Camp) por los cinco alcaldes de los pueblos situados en un radio de 10 kilómetros del reactor.

La central está parada desde el 24 de agosto tras sufrir un incendio y la explosión del alternador por un cortocircuito al averiarse un interruptor. La planta, según el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), estará parada al menos un mes más.

La población no ha participado en un simulacro desde hace 20 años

"Hubo un fallo del interruptor y el cortocircuito tenía que haberse despejado automáticamente. Hubo una sobretensión importante hasta el punto que el generador pegó un bote. El incendio no causó grandes daños, aunque sí en el sistema eléctrico", explicó Javier Zarzauela, del CSN. Los técnicos han entrado ya en el generador y están indagando cuál fue el origen del fallo. Zarzuela aseguró que la planta no volverá a conectarse hasta que esté aclarada totalmente la causa de la avería.

El accidente de Vandellòs desató en su día la cólera de los alcaldes de la zona (Mont-roig, Pratdip, Ametlla de Mar, Vandellòs y Tivissa) que conocieron el suceso con casi hora y media hora de retraso. El colectivo aprovechó ayer la reunión anual del comité local de Vandellòs, presidida por el subdirector de Energía, Javier Arana, para reiterar sus demandas. El órgano agrupa a municipios, Protección Civil, CSN y las eléctricas. Tras la sesión, Josep Castellnou, alcalde de Vandellòs, actuó de portavoz de los alcaldes y denunció que los planes de emergencia están desfasados.

Los alcaldes han firmado un manifiesto en el que exigen mejoras en la seguridad, en la información y en la implicación de la central en el desarrollo del territorio. Su plan es elaborar un documento y exigir después, una por una, soluciones a las instituciones. No olvidan tampoco reclamar a la dirección de las centrales mayores inversiones en las plantas tras cumplir 20 años y alcanzar la mitad de su vida. Y piden a Endesa, sociedad que explota la central de Vandellòs II, que, al menos, renueven la red eléctrica del territorio donde está implantada. "Tenemos problemas en la red cada dos por tres", señaló Castellnou.

El memorial de peticiones no está detallado, pero el alcalde de Vandellòs recordó la necesidad de hacer simulacros. "Los planes de emergencia han quedado obsoletos. Todo ha cambiado muchísimo en 20 años y hay muchas más zonas urbanizadas", dijo al tiempo que reclamó más personal de Protección Civil y que éste sea itinerante. Sin ir más lejos, la megafonía es deficiente en áreas de Mont-roig, Pratdip y l'Ametlla. Protección Civil ha presupuestado ya adaptarla a las nuevas tecnologías. La reivindicación pasa también por aclarar la disfunción entre un plan de emergencia dirigido por la Administración central y cuyos actores (bomberos o agentes de los Mossos, por ejemplo) dependen de la Generalitat.

El área nuclear de Ascó celebró una reunión similar y la situación no es mucho mejor, aunque los alcaldes no presentaron un documento como los de Vandellòs. Un ejemplo: el municipio de Riba-roja tiene un puente que cruza el Ebro en dirección a Almatret, hacia Lleida, que no lleva a ninguna parte porque muere en una pista forestal. "En caso de emergencia, tendríamos que ir hacia Flix porque ese puente no sirve de nada. Solo para hacer puenting", explica una vecina de Riba-roja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de septiembre de 2008