Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps, candidato plenipotenciario

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, va camino de ser el dirigente valenciano que más poder político ha acumulado desde la recuperación del autogobierno. Y ayer hizo una nueva demostración de poderío al exhibir el aval de todos los presidentes locales y provinciales del PP en sus aspiraciones a ser reelegido en el congreso regional del partido, que tendrá lugar el 18 y el 19 de octubre próximos en Feria Valencia.

"Hoy oficialmente ya eres candidato. Como jefe de campaña he de decirte que ha sido un clamor unánime", manifestó el secretario regional del PP, Ricardo Costa, que recalcó que dos días antes de terminar el plazo de recogida de avales Camps cuenta con el respaldo de todos los dirigentes del partido.

Camps compareció ayer en la sede del PP con las ponentes de las cuatro ponencias que se debatirán en el congreso popular -la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá; la de Torrent, María José Catalá; la de La Vall d'Uixó, Isabel Bonig; y la portavoz municipal de Elche, Mercedes Alonso- para animar a los jóvenes de Nuevas Generaciones a que participen en las discusiones del cónclave.

"Todos los militantes se podrán presentar a todo lo que quieran", dijo Barberá, que añadió: "Si alguien quiere ser presidente regional aquí está el partido para ayudarle". "No se lo recomiendo, pero lo digo", bromeó la alcaldesa de Valencia, que explicó que Camps quiere que haya una amplia participación en los debates, que se realizarán en el plenario, en vez de en las comisiones. En este ambiente, Camps ha dado orden de facilitar la participación a través de los recursos que ofrecen tecnologías como Internet.

Tras la presentación de las coordinadoras de las ponencias, que ya tienen asegurado un puesto en la nueva dirección regional, intervino Camps con la seguridad de quien maneja los tiempos y los temas a placer.

El presidente de la Generalitat, que no se sometió a preguntas, hizo caso omiso de la crisis que tiene abierta en el Consell. Una crisis abierta 24 horas antes tras conocerse que Fernando de Rosa abandonará la Consejería de Justicia para ser vocal del Consejo General del Poder Judicial.

Y Camps se dedicó a hablar de partido. Del partido que quiere para la próxima década. Un PP que quiere ocupar todos los espacios vacíos que genera el "desplome" de las ideologías de izquierda. "La izquierda se ha convertido en el no a la ilusión compartida y el PP quiere liderar el sí", prosiguió Camps, "Quiero un congreso en el que se dé un salto". "Comienza una nueva fase y quiero que esté presidida por el sí", recalcó.

El mutismo de Camps respecto a la remodelación del Consell no hizo ayer sino acentuar el nerviosismo de los miembros del Gabinete, que empiezan a ser conscientes de su situación de interinidad. Fuentes del PP reconocieron que el vicepresidente tercero y responsable de Bienestar Social, Juan Cotino, se halla incómodo en su actual cartera y abogaría por responsabilizarse de un área con competencias equivalentes a las del Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de septiembre de 2008