Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal provoca cortes de carreteras en 48 municipios

Salvamento Marítimo tuvo que socorrer a dos embarcaciones

El temporal de lluvia y fuertes vientos que mantuvo durante la jornada de ayer en estado de alerta naranja a los servicios de emergencia y a Protección Civil dejó su huella prácticamente a lo largo de toda la geografía gallega desde las primeras horas de la madrugada del jueves. Carreteras de 48 municipios se vieron afectadas por la caída de árboles y otros objetos y, en el mar, efectivos del centro de Salvamento Marítimo tuvieron que auxiliar a dos embarcaciones.

Las principales incidencias en la red viaria se concentraron en la provincia de A Coruña, donde en 33 municipios los servicios de emergencia tuvieron que intervenir para la retirada de árboles y de otros objetos caídos en las carreteras. También hubo que actuar en 13 municipios de Pontevedra, nueve de Lugo y tres de Ourense, según fuentes del Servizo de Emerxencias 112. Junto a la caída de árboles, también se registraron otros incidentes menores como movimiento de contenedores, desprendimientos de tierra y algún corte eléctrico sin mayor transcendencia. Además, en las localidades de Ribeira (A Coruña), Viveiro (Lugo), Gondomar y Cangas (Pontevedra) algunas viviendas y bajos sufrieron inundaciones que requirieron de la intervención de los servicios de emergencia.

En el mar, efectivos de Salvamento Marítimo de Vigo tuvieron que mobilizar a la embarcación Salvamar Mirach para auxiliar a un velero que se encontraba a la deriva al suroeste del Cabo Silleiro, y que tuvo que ser escoltado de regreso al puerto de la ciudad en un trayecto muy dificultoso debido a las condiciones metereológicas. Los servicios de rescate también tuvieron que actuar en el puerto de Camariñas (A Coruña) para recuperar un catamarán fondeado con gente a bordo, que se soltó del amarre y tuvo que ser remolcado por Altair, embarcación de Salvamento Marítimo. En Sanxenxo, los fuertes vientos soltaron las amarras de la plataforma flotante instalada en la playa de Silgar, que iba a ser utilizada esa noche como soporte para un espectáculo pirotécnico, ya que la villa se encuentra en fiestas, y fue necesario recuperar el material explosivo.

Galicia se vio sacudida por un fuerte temporal de lluvia y fuertes vientos que alcanzó sus valores máximos en Santa Comba (A Coruña), donde se registraron 33 litros por metro cuadrado y la zona de Burela (Lugo), con vientos de 140 kilómetros/hora. Las lluvias y los vientes comenzaron a remitir durante la tarde de ayer por lo que la alerta naranja en la comunidad fue retirada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de septiembre de 2008