Almirall se desploma por el mal resultado de un fármaco

La firma cae un 42% en Bolsa tras publicar unos ensayos

La farmacéutica Almirall vio ayer cómo se evaporaban 1.047 millones de euros de su valor en un solo día. El grupo de la familia Gallardo, que salió al parqué hace poco más de un año a 14 euros por título, se desangró en la Bolsa: barrió su breve suelo histórico y cerró a 8,70 euros por acción.

El descalabro, de un 42%, se debió a la decepción que provocaron entre los inversores los resultados de los ensayos de un fármaco con el que, según los analistas consultados, la empresa esperaba dar un salto cualitativo en su tamaño para duplicar su volumen de negocio, hasta los 2.000 millones de euros.

El fármaco en cuestión es el bromuro de aclidinio, un broncodilatador destinado a los pacientes de la llamada Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), que hoy sufren 210 millones de personas, en su mayoría fumadores. Sus principales síntomas son la tos crónica y la dificultad respiratoria.

Almirall -que hasta junio ganó un 8% menos en plena digestión de compras como la de la alemana Hermal- había puesto grandes esperanzas en su nuevo tratamiento. En su esperada fase III, los estudios "confirman el efecto broncodilatador del aclidinio a la dosis evaluada, si bien dicho efecto ha sido menor de lo observado en estudios previos", dijo el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El presidente, Jorge Gallardo, mantiene su compromiso con el tratamiento con el bromuro de aclidinio. No está claro si variará las dosis (ahora se administraba una vez al día) o si retrasará el lanzamiento del fármaco.

"La brusca caída de la cotización da idea de que este fármaco no es efectivo, cuando la empresa ha confirmado su eficacia, aunque menor de la esperada. En la conferencia con analistas, Almirall ha avanzado que en un mes tendrá más información", explicó desde Gaesco Lluís Peralta. El problema no es tanto que su eficacia sea menor que la esperada, sino que es claramente menor que la de medicamentos que ya están en el mercado, según otros analistas.

Forest Laboratories, socio de Almirall en Estados Unidos, también cayó más del 10% en la Bolsa de Nueva York. La caída de Almirall contaminó a otros grupos hermanos, primos o parientes lejanos de la industria en España como Zeltia, que reculó un 5,2%; Faes Farma (-3,9%), o Grifols (-1,5%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de septiembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50