Las rebajas más agresivas no logran frenar la caída de las ventas

El comercio que sufre un mayor descenso es el vinculado con la construcción

Hasta hace cinco o seis años los comercios de decoración y regalo no realizaban rebajas. "No hacía falta porque generalmente se vendía lo mismo", explica Antonia Pomares, empresaria y presidenta de la Asociación de Comerciantes de Elche. Este año, sin embargo, este tipo de establecimientos ha ofertado durante la campaña de verano rebajas de hasta un 50%, insólitas en años anteriores. "Ha llegado todo de golpe: la crisis, la caída de la construcción y los cambios de hábito", resume Pomares. Todos los factores han hecho que los establecimientos relacionados de algún modo con la construcción sean los más perjudicados durante estas rebajas por la caída del consumo, según la Confederación Valenciana de Comercio (Covaco), con hasta un 30% menos de ventas. O como explica la comerciante ilicitana: los productos de regalo, decoración o mueble auxiliar es "lo último" que compra la gente, aunque ahora ya "no llega" por la crisis económica.

Algunas tiendas rebajaban hasta el 80% , pero las ventas han caído

La campaña de rebajas de este verano, la más agresiva que se recuerda al menos en la última década, acaba este sábado y casi nadie esconde que ha sido complicada. Y es que pese a que las rebajas arrancaron con descuentos de hasta el 70% e incluso el 80% en algún establecimiento, el pequeño comercio estima una caída media de ventas del 15%. Desplome, pese al esfuerzo, menor en la gama alta de productos textiles y también en lo que se refiere a equipamiento personal, donde la reducción de ventas ronda entre el 7% y el 10%. Evolución que confirma José Carlos Safont, propietario de una tienda multimarca de gana media-alta en Castellón. "Las rebajas no han sido buenas y si lo han sido es porque se han hecho rebajas muy fuertes". Safont pretendía arrancar la temporada de rebajas con descuentos de entre el 15% y el 20%, pero la existencia de dos grandes establecimientos en su zona que están en liquidación y van a cerrar le ha llevado a forzar la máquina con descuentos de partida de entre el 30% y del 50% y que acabaron en el 70%.

La secretaria general de Covaco, Amparo Barroso, explica que los comerciantes han visto reducidos sus márgenes de beneficio al verse obligados a vender la mercancía a menor precio para eliminar existencias y recuperar de alguna forma parte de la inversión realizada. "En general, las rebajas no han sido buenas", coincide Francisco Rovira, secretario general de la Federación Alicantina de Comercio (Facpyme). Y de hecho se han llegado a ver escenas insólitas en esta campaña de rebajas: Rovira menciona que muchos establecimientos comerciales de Orihuela cerraron en la segunda quincena de agosto. Otras fuentes de Covaco explican que algunas joyerías, que habitualmente no aplican rebajas, han optado este año por aprovechar la ocasión para estimular las compras. Y en muchos casos el pequeño comercio ha empezado a recurrir a una estrategia que ya utilizan los grandes, y este verano ha introducido el avance de temporada de invierno como "gancho".

Las grandes superficies aún no han realizado balance, pero en general se muestran satisfechas, según el responsable de la patronal Anged en la Comunidad Valenciana, Martín Quirós. Y en lo único que coincide con el pequeño comercio es en la necesidad de aplicar rebajas más agresivas para estimular el gasto del público.

Las rebajas de verano ya son prácticamente historia, pero el comercio afronta ahora la cuesta de septiembre y el resto de un año que sabe complicado. "No podemos estar detrás del mostrador esperando ver lo que va a pasar", resume Antonia Pomares. La comerciante de Elche apuesta, en su sector, por especializarse en un producto de gama alta, de marca y abandonar la oferta clásica, que este verano ha ido eliminando de sus estanterías al rebajar su precio.

Ante la crisis económica, Barroso recuerda que Covaco recomienda a los comerciantes comprar menos género para evitar existencias y maximizar el beneficio. También recomienda la especialización de producto y de público al que dirigirse o el uso de nuevas tecnologías y de nuevos canales de venta como apoyo, entre otras cuestiones. La organización estudia nuevas propuestas para afrontar lo mejor posible la crisis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 02 de septiembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50