La Generalitat y el CSN pactan un protocolo de comunicación

La Generalitat de Cataluña tiene previsto firmar este mes un protocolo con el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que actualizará el procedimiento a seguir en caso de accidente en las centrales nucleares catalanas. El Departamento de Interior se quejó en primavera de no haber estado informado de la fuga radiactiva que trascendió entonces. En el último incendio de Vandellòs II, ocurrido hace ocho días, los canales de comunicación funcionaron sin problemas.

Joan Boada, secretario general de Interior, explicó que la Generalitat ha solicitado una entrevista con la Asociación Nuclear Ascó-Vandellòs (ANAV), propiedad de Endesa e Iberdrola, y con el mismo CSN, tras el incendio ocurrido el sábado en el edificio de turbinas. Días después, el CSN informó que la central tuvo fuera de servicio durante 36 horas uno de sus sistemas antiincendios. "Los alcaldes de la zona tienen toda la razón en quejarse. Ni con sanciones reaccionan. Las centrales incumplen sistemáticamente con las situaciones de emergencia", añadió Boada.

La Generalitat tiene la voluntad de poder dirigir el Plan de Emergencia Nuclear de Tarragona (Penta), ahora en manos de la Administración central, cuando el grado de emergencia se circunscriba exclusivamente al territorio catalán.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS