Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La reválida de Rajoy

Varios periódicos recogen la opinión del líder del PP, Mariano Rajoy, acerca de que las próximas citas electorales autonómicas de Galicia y el País Vasco o las propias europeas no representan un examen para él. El Abc del 25 de agosto publica un extenso e interesante artículo comentando una entrevista concedida a Europa Press por el líder del PP, en la cual rechaza de plano que estas futuras elecciones sean una nueva reválida para él, basándose en el buen resultado del Congreso de Valencia, con un apoyo del 84% de los compromisarios, y confesó que "está muy contento".

Preguntado sobre la posibilidad de que se reabra un debate interno en el partido si pierde estas elecciones, contesta: "En absoluto; las elecciones gallegas son una cosa: yo no me presento a ellas, y tampoco a las vascas". También en algún momento de la entrevista afirma que las cosas se han calmado con la presidenta de la Comunidad de Madrid y que la apoyará en el Congreso regional del partido. Como votante y militante del PP, yo me permitiría recomendarle al señor Rajoy que no esté tan contento ni tan satisfecho del resultado, porque el Congreso no ha sido un éxito, las heridas se han cerrado en falso y todo el mundo sabe cómo se han elegido la mayoría de los compromisarios que forman ese 84%.

La indignidad que se ha cometido con María San Gil, Ortega Lara y la presidenta de la Comunidad de Madrid no es de recibo, y usted no ha contado con lo más importante: los votantes del PP. La señora María San Gil es un referente de dignidad no sólo para los que votamos al PP, sino para toda persona bien nacida en este país; es un ejemplo de honradez, gallardía y valentía política.

Señor Rajoy: intente rectificar y corregir estos graves fallos antes de las elecciones, porque mucho me temo que esos errores no están amortizados para el votante del PP, y seguro que estas próximas citas electorales serán una dura reválida para usted, transformándose en pérdida importante de votos, que obligarán a convocar un Congreso extraordinario tras las elecciones europeas. También le recuerdo que la señora Aguirre es muy querida en Madrid, y por sí sola arrasó en el anterior Congreso regional. Sin embargo, es de agradecer que haya cambiado usted sus manifestaciones sobre ella. Gracias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de agosto de 2008