La familia de Jesús Neira se enfrenta al Gobierno regional

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, habló ayer sobre el caso Neira. Dijo que la relación con la familia del profesor agredido es "muy buena", que se le concederá la medalla al Mérito Ciudadano por su gesto de defender a una mujer que estaba siendo agredida y que el Gobierno regional está dispuesto a colaborar.

Pero este puñado de buenas palabras no contentó a la familia de Neira. "Esperamos que la Comunidad haga menos declaraciones de apoyo y que asuma su responsabilidad en este caso, que la tiene, y mucha", señaló ayer el portavoz familiar, Javier Castro.

Esa responsabilidad es, según Castro, la que se deriva de una supuesta negligencia de los médicos que atendieron a Neira tras la agresión del 2 de agosto (tres de ellos están imputados por negligencia). El profesor, golpeado al defender a una mujer maltratada, entró en coma en su domicilio tras varias visitas a los facultativos.

El estado del profesor empeora tras sufrir otra infección hospitalaria

Más información

Por ahora, el juez ha imputado a tres médicos de la sanidad pública, uno del hospital de Móstoles y dos del Puerta del Hierro. Javier Castro comentó ayer a este periódico que en los próximos días solicitarán al juez de Majadahonda que cite como imputado por su responsabilidad en los hechos a un cuarto facultativo, perteneciente al Puerta de Hierro, que atendió a Neira el lunes 4 de agosto.

El enfrentamiento entre la Comunidad y la familia se debe a la insistencia del Gobierno regional por personarse como acusación popular en el caso de la agresión, es decir, por ser parte en un proceso en el que sus médicos están imputados. El profesor permanece en coma desde el pasado 6 de agosto en el hospital Puerta de Hierro, cuatro días después de sufrir la agresión.

Ayer, los abogados de Neira presentaron alegaciones en el juzgado de Majadahonda que lleva el caso contra el recurso interpuesto el martes por la Comunidad para ser acusación popular. El juez ya había rechazado esa pretensión del Ejecutivo anteriormente. "La Comunidad sigue insistiendo en su voluntad de personarse porque tiene intereses directos en ese procedimiento", señaló Castro.

"Ellos lo plantean así porque piensan que la agresión y la negligencia son dos casos distintos. Pero para nosotros la conexión es evidente: la situación de Jesús es consecuencia de ambas cosas, de la agresión y de que no recibió la atención facultativa adecuada", aseguró Castro a este diario. El portavoz de la familia señaló, además, que el recurso del Gobierno regional también cuestiona la competencia del magistrado para juzgar la responsabilidad penal de los médicos que atendieron a Neira. "Cualquier dilación en el proceso va en contra del proceso", concluyó Castro.

El vicepresidente y portavoz del Ejecutivo regional, Ignacio González, aseguró ayer que la Comunidad mantiene su intención de personarse en el caso para lograr que "se aplique todo el peso la ley". "Lo que hay abierto es un proceso por una denuncia de las agresiones salvajes al señor Neira, que es lo que ha provocado el estado en que se encuentra, y en el que nosotros queremos ser parte porque nos parece un hecho brutal de agresión que tiene que ser condenado", añadió.

Sobre las actuaciones sanitarias en los hospitales Puerta de Hierro y de Móstoles, González, indicó que actuarán en lo que les "corresponda", sin profundizar más en el tema ni determinar en qué punto se encuentra el expediente que la Consejería de Sanidad abrió para determinar si se atendió correctamente a Neira en su periplo hospitalario, desde que sufrió las agresiones el 2 de agosto hasta que ingresó en el Puerta de Hierro en coma por un derrame cerebral.

El estado del profesor empeoró en la noche del pasado miércoles, debido a una segunda infección hospitalaria, causada por una bacteria distinta de la que le había provocado una neumonía en días pasados. La infección que sufre Jesús Neira le afecta a los pulmones e impide que la sangre se oxigene. El paciente ha precisado una transfusión de sangre. Ahora los médicos tratan de combatir la bacteria.

"Los médicos nos han dicho que puede haber un desenlace en cualquier momento, pero que hay alguna esperanza y tenemos que agarrarnos a ella", señaló el portavoz familiar. Según el parte médico del hospital, Neira permanece en situación grave y con pronóstico reservado.

Javier Castro, portavoz de la familia Neira, entrando en el juzgado de Majadahonda el pasado lunes.
Javier Castro, portavoz de la familia Neira, entrando en el juzgado de Majadahonda el pasado lunes.LUIS SEVILLANO

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de agosto de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50