El rector de la UAB dimitirá un año antes de acabar su mandato

Lluís Ferrer quiere que un nuevo equipo aplique los cambios de Bolonia

La Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) tendrá elecciones anticipadas a rector antes de que acabe el año. El rector, Lluís Ferrer, ha comunicado a los órganos directivos de la Universidad que no agotará su mandato, que acaba en noviembre de 2009.

La decisión no se ha hecho pública más allá del ámbito de la Universidad. Ferrer la comunicó a finales de julio al consejo de gobierno de la Universidad, a pocos días de las vacaciones de verano, según fuentes universitarias que confirmaron ayer fuentes de oficiales de la propia UAB.

El rector aduce motivos personales y de salud para dejar el cargo
El último curso la UAB sufrió las acciones de estudiantes violentos
Ferrer seguirá hasta que tenga sustituto en las elecciones de final de año

El rector propondrá en septiembre la convocatoria de nuevas elecciones, a las que él no puede concurrir al ser éste su segundo mandato y, en consecuencia, improrrogable. A algunos, la noticia les cogió por sorpresa pero a otros no tanto. El consejo de gobierno manifestó su apoyo a la decisión de Ferrer de no agotar su mandato y celebrar elecciones anticipadas un año antes de lo previsto. Las elecciones serán a final de año y hasta que haya nuevo rector Ferrer no cesará y seguirá ocupando su puesto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La decisión de Ferrer de dejar de ser rector antes de tiempo se produce por varios motivos, dicen las fuentes consultadas en el entorno del rector. La primera razón es que cree que ahora es el momento de hacer el cambio para dar paso a un nuevo equipo con tiempo por delante para poner en marcha la profunda reforma que implicará el inicio de las nuevas titulaciones con arreglo al sistema europeo de Bolonia. La UAB tendrá este curso cuatro titulaciones adaptadas a los requisitos de Bolonia, pero el grueso del cambio deberá hacerlo a final de 2009.

La segunda razón se debe a motivos personales y de salud. El rector ha sufrido un desprendimiento de retina y también tiene planes profesionales para seguir su actividad fuera de España, recalcan las citadas fuentes.

Su decisión de dejar el cargo se produce después de la fuerte tensión vivida con un grupo de estudiantes violentos que actuaron durante el curso pasado en el campus de Bellaterra de la UAB.

Desde hace meses, el rector ha sufrido la fuerte tensión vivida con algunos estudiantes violentos de la Universidad. Éstos originaron varios altercados en el campus. En marzo, algunos de estos grupos violentos se encerraron en la facultad de Filosofía y Letras, retuvieron a personal y estudiantes de la UAB y destrozaron material. Tras varias horas de tensa espera, Ferrer tomó la decisión de llamar a los Mossos d'Esquadra para que los desalojara y permitiera la libre entrada y salida del personal retenido. Los estudiantes violentos se concentraron y bloquearon durante varios días algunas zonas del campus de Bellaterra.

La tensión se ha mantenido durante el último trimestre. Dos meses después, un grupo violento de estudiantes se paseó por el rectorado intimidando a algunos empleados. Algunas fuentes de la UAB coinciden en que alguno de ellos llegó incluso a intentar entrar el despacho del propio rector a través de una ventana cuando éste se encontraba en él. Estos estudiantes, una treintena en total, están expedientados a la espera de que se resuelvan sus casos y, además, han sido denunciados ante el juzgado.

Aun así, las fuentes de la UAB desvinculan que el rector deje su cargo anticipadamente por el estado anímico causado por estas acciones violentas. Añaden estas fuentes que el rector ha sido el primero en actuar contra los estudiantes violentos ordenando el desalojo y abriendo expedientes.

Mallorquín de 49 años, Ferrer se doctoró en Veterinaria por la Universidad de Hannover y es catedrático de Medicina y Cirugía Animal. Lleva en el cargo desde hace casi siete años. Ferrer es el rector de la segunda Universidad más grande de Cataluña tras la UB. La UAB reune a cerca de 40.000 personas con derecho a voto entre alumnos, personal no docente, y profesores. La UB también tendrá elecciones anticipadas este otoño después de que el rector Màrius Rubiralta fue nombrado secretario de Estado de Universidades.

El anuncio de dimisión de Ferrer a un año de las elecciones conduce a un panorama de elecciones en la UAB no previsto antes del verano. Se espera que en los próximos días se ponga en marcha el proceso electoral. Algunas fuentes dicen que los comicios a rector se podrían celebrar a final de noviembre. Otras aseguran que serán en diciembre.

Ferrer concurrió en solitario a las elecciones de 2002 tras las cuales tomó el relevo de Joan Solà. En las elecciones de noviembre de 2006, batió a su único contendiente, el catedrático de Ciencia Política Joaquim M. Molins.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS