Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un atracador perece y dos resultan heridos en un tiroteo con la Guardia Civil

Un tiroteo entre agentes de la Guardia Civil y un grupo de delincuentes, buscados por asesinato y atraco a mano armada, se saldó, la madrugada del sábado al domingo, con uno de los malhechores muerto y otros dos heridos leves. Durante el tiroteo, que tuvo lugar en un control policial en la autovía A-3 81, a la altura de Alcalá de los Gazules (Cádiz), un agente de la Guardia Civil resultó herido grave al ser atropellado.

Los supuestos delincuentes eran cuatro, todos de etnia gitana y naturales de la provincia de Cádiz. Venían siendo investigados desde hace semanas, según confirmó la Guardia Civil, como sospechosos de un homicidio consumado en Puerto Real (Cádiz) y otro en grado de tentativa por disparo a un agente del instituto armado, al que hirieron en la cabeza. Se les atribuye además, varios robos perpetrados con armas de fuego.

Los cuatro cometieron, anteanoche, su último asalto en la zona del Campo de Gibraltar, por lo que Policía y Guardia Civil dispusieron controles de vigilancia en las carreteras de la comarca. El vehículo en el que viajaban los delincuentes fue detenido en el kilómetro 47 de la A-3 81, a las 3.30, por agentes de la Guardia Civil.

Los atracadores se bajaron del coche "tirando de escopeta", según detallaron fuentes de la Guardia Civil. Se desencadenó entonces un intercambio de disparos en el que uno de los atracadores murió en el acto, otro resultó herido de bala y un tercero, contusionado. El cuarto miembro de la banda resultó ileso y fue detenido. Los otros dos se encuentran hospitalizados bajo vigilancia policial.

En el enfrentamiento, un guardia civil de unos 30 años resultó herido de gravedad al ser atropellado por un vehículo que circulaba por el sentido contrario. Se encuentra fuera de peligro, según fuentes policiales, tras haber sido sometido en la mañana de ayer, a una intervención quirúrgica por varias fracturas sufridas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de agosto de 2008