Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Catástrofe aérea en Madrid | La investigación

Interrumpido un vuelo de Spanair por un problema técnico

La compañía Spanair ha reprogramado para hoy un el vuelo Barcelona-Lanzarote, operado por un MD-82 que tuvo que interrumpió del trayecto para aterrizar en Málaga al detectarse en vuelo un problema técnico y ser sometido a una comprobación de seguridad.

Los pasajeros fueron informados en vuelo de la decisión del comandante de aterrizar en Málaga para comprobar en tierra que el problema había sido subsanado correctamente por la tripulación, de forma que los pasajeros fueron alojados en dos hoteles a la espera de reanudar el viaje.

Fuentes de la compañía aérea explicaron a Efe que el comandante de la aeronave tomó la decisión ante la sensibilidad por el accidente de Barajas y tranquilizar a los pasajeros, que reanudarán el vuelo a Lanzarote en torno a las 14.30. El avión, un MD-82 similar al accidentado en Madrid, espera en tierra la supervisión de dos inspectores de Aviación Civil para reanudar la ruta, que tendrá continuidad hacia Bilbao con otros 167 pasajeros que hoy no han podido realizar el viaje.

Otros dos aviones tuvieron que retrasar sus salidas también por problemas técnicos. El primero fue un vuelo de Alitalia entre Málaga y Roma que se retrasó debido a un problema técnico detectado y que tuvo que ser revisado. Un Airbus 340 de Iberia que realizaba el trayecto Madrid-Santiago de Chile, sufrió 16 horas de retraso porque se detectó una avería y la tripulación había superado sus horas de trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de agosto de 2008