Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duelo de gran nivel entre Castellers de Vilafranca y La Colla Vella

El doble duelo entre los Castellers de Vilafranca y la Colla Vella de Valls, que coincidieron tanto el sábado en el Catllar como ayer domingo en L'Arboç del Penedès fue de los que hacen afición. Intensidad, estrategia, guerra de nervios y hasta gritos y butifarras se saldaron con media docena de castells de nueve pisos en una lucha intensa que tendrá su máximo exponente el próximo fin de semana en la macrodiada de Sant Fèlix, en Vilafranca del Penedès.

Los de Valls, maestros en jugar bien sus bazas, no dudaron el sábado en presionar a sus rivales, que están mostrando una cierta irregularidad este año. Así, tras el tres de nou amb folre y la torre de vuit folrada iniciales, sorprendieron al ejecutar su primer tres de vuit amb l'agulla, construcción hasta ahora en manos exclusivamente de los de Vilafranca. Éstos se vieron obligados a responder a los de la camisa rosada también con el tres de vuit amb l'agulla, ¡del cual llegaron a girar el pilar de sis!

Al día siguiente, en L'Arboç, la segunda parte del enfrentamiento cayó claramente del lado de los de Vilafranca, que, con la llamada tripleta vilafranquina (tres y quatre de nou amb folre más quatre de vuit amb l'agulla) superaron a los de la camisa rosada, que completaron el tres, pero no pudieron con el quatre de nou folrat.

Si el sábado por la tarde compartieron plaza con la colla Jove de Tarragona, que ejecutó castells de ocho pisos, el domingo en L'Arboç la tercera en discordia fue la colla Joves de Valls. Los diablos rojos completaron el tres de nou amb folre y el cinc de vuit (son los mejores este año con esta difícil estructura) y coronaron, además, el quatre de vuit amb l'agulla por primera vez desde 2005. Sant Fèlix promete.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de agosto de 2008