La policía hace explotar una maleta en Azca

Los ejecutivos de la zona de Azca, uno de los principales ejes financieros de la ciudad, vivieron ayer una escena de película. Varias patrullas de policía, agentes especializados en detonación de explosivos (Tedax) con perros adiestrados acordonaron la plaza y el aparcamiento anexo al centro comercial para explosionar una maleta sospechosa. Hubo tensión, pero sobre todo curiosidad. La operación obligó a cortar el tráfico durante unos minutos en el lateral de la Castellana.

Los agentes utilizaron un cebo explosivo para detonar la maleta, que al final no resultó tan peligrosa. Contenía objetos personales, ropa y enseres de aseo, según un portavoz de la Jefatura Superior de Policía. "Podría pertenecer a un indigente. No tiene más historia. No tengo más datos", remachó la portavoz.

Algunas fuentes aseguran que en el interior de la maleta se ha encontrado un arma de fuego y que el hombre que la dejó allí ya ha sido identificado y está siendo buscado por las fuerzas de seguridad, según comunicaron fuentes policiales a Efe. La maleta, de color azul marino, y el arma han sido trasladados a dependencias policiales para su examen. Fuentes de la Jefatura Superior de Policía explicaron ayer por la tarde a este periódico que "no vamos a informar sobre un incidente que puede alarmar a la población sin motivo".

Un vigilante encontró la maleta abandonada en el aparcamiento del centro comercial y dio el aviso. Los agentes acordonaron la zona y desalojaron sus inmediaciones. No ha sido necesario evacuar ni el centro comercial al que pertenece el aparcamiento ni los edificios aledaños, aunque la policía ha aconsejado a sus ocupantes alejarse de las ventanas. La normalidad volvió pronto a la zona. A las 12.45, la policía levantó el cordón de seguridad y restableció el tráfico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de agosto de 2008.

Lo más visto en...

Top 50