Reportaje:PEKÍN 2008 | Baloncesto

Pau, ante el espejo de Yao

España toma buena nota del marcaje con el que los pívots de Lituania desactivaron a la gran estrella china

Día clave para el baloncesto español. Aguarda Lituania y la posibilidad de alcanzar la final por segunda vez en su historia. Veinticuatro horas antes de la cita, cerca del velódromo olímpico, a unos 40 minutos en autocar de la Villa, la selección efectúa su último entrenamiento. Aíto García Reneses, concluido el ensayo, desmenuza algunas virtudes del equipo báltico. Habla de Jasikevicius, de lo bien que tiran todos los jugadores lituanos, de la fortaleza de sus pívots. Llegado a este punto, hace una pausa y se extiende en una sutil disquisición: "Las dudas que tuvimos antes de nuestro partido contra China sobre el tono del arbitraje desaparecieron al ver cómo permitieron a la defensa lituana los contactos constantes sobre Yao Ming". Aíto se refería a la agresividad utilizada por la batería de pívots lituana formada por Lavrinovic, Javtokas, Kleiza y Petravicius en su intento de frenar a la figura del equipo chino. Nada menos que 12 faltas les señalaron, pero Aíto dio a entender que en realidad cometieron muchas más.

"Les será más difícil porque Gasol tiene más movilidad", sentencia Aíto

Más información

Los lituanos querrán aplicar la misma receta contra Pau Gasol. La pregunta es hasta qué punto permitirán la dureza los árbitros, aunque Aíto matiza: "Será más difícil para ellos repetir esa defensa porque Pau tiene más movilidad que Yao". El máximo anotador y reboteador de España con una media de 19,5 puntos y 7,5 rebotes, por delante de los 10,8 puntos de Rudy y los 5 rebotes de Reyes, sale como siempre el último del Shijingshan Gymnasium, donde se ha entrenado el equipo, y elucubra: "Supongo que intentarán marcarme duro como hacen todos nuestros rivales pero tengo ya mucha experiencia y, como siempre, intentaré fajarme de ellos".

Aíto alaba el juego de Jasikevicius y de Siskaukas, otro hombre clave en el equipo lituano, capaz de desenvolverse con efectividad en las posiciones de escolta, de alero y de pívot, y también de la muñeca de Kleiza, el mejor anotador y reboteador de Lituania en los Juegos con una media de 14 puntos y 6 rebotes. "Al equipo no le voy a pedir nada en especial, sólo máxima concentración e intensidad. En la fase previa tuvimos lagunas, pero no contra Grecia o contra Croacia. De esa manera tendremos más posibilidades".

La mayor inquietud para el equipo español es el estado físico de Calderón. Sufrió un estiramiento del aductor de la pierna derecha en el partido ante Croacia, no pudo entrenarse ayer y hasta los instantes previos a la semifinal no se sabrá si Aíto podrá contra con él. El base extremeño pone de relieve que esta temporada jugó todos los partidos con los Raptors y que sólo una vez en su carrera ha sufrido un problema fibrilar. Afirma que, en cualquier caso, su puesto está bien cubierto por Raúl López y Ricky y resume la situación del equipo: "La derrota ante Estados Unidos supuso un varapalo; contra Croacia jugamos nuestro mejor partido demostrando que la defensa es un arma fundamental y llegamos bien a la semifinal". Lo dice Calderón y lo repiten sus compañeros en un acto de autoafirmación unas horas antes de una batalla decisiva para el baloncesto español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de agosto de 2008.

Lo más visto en...

Top 50