Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Torre Malaya rompe la perspectiva del entorno de Sants

"Es todo legal". Así se refirió ayer la concejal del distrito barcelonés de Sants, Imma Moraleda, al hablar de la Torre Malaya, nombre dado por los vecinos a un edificio de 11 plantas que se eleva en entre la plaza de Sants y la estación homónima.

Los vecinos han llevado a la fiscalía la licencia municipal que permite lo que ellos consideran un desaguisado. "No sabemos si la denuncia se ha admitido a trámite", señaló Moraleda que insistió en que el bloque "acumula la edificación" de dos solares para permitir que haya un paso peatonal que ya existía. Moraleda adujo en apoyo a la "legalidad" de la obra el silencio de la oposición municipal, CiU y PP. No obstante, reconoció que es posible que buena parte de la población encuentre horrible el impacto visual del edificio. "Es cuestión de gustos", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de agosto de 2008