Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat acusa a 4.000 empresas de "lavarse las manos" ante los accidentes

Trabajo envía jabones y toallas a las firmas con más siniestros laborales

No hay tregua para los accidentes laborales. El Gobierno catalán ha vuelto a crear malestar entre los empresarios con una campaña que, de nuevo, pretende sensibilizarlos sobre la prevención de los riesgos laborales. El departamento ha enviado desde julio 4.000 cajas que contienen un jabón y una toalla a las empresas con un índice de siniestralidad laboral superior a la media del sector.

El mensaje que acompaña el paquete no deja lugar a dudas. Recuerda el número de trabajadores accidentados en la empresa y añade: "¿Y usted se lava las manos?" Fuentes de una patronal catalana que no quiere ser citada sostienen que los empresarios están "muy molestos" con estos envíos.

No es la primera campaña del departamento de Trabajo que provoca polémica y rechazo entre los empresarios. Ya en la inauguración de la edición del año pasado del salón Construmat, uno de los mayores del sector de la construcción en Europa, Trabajo desplegó en la entrada del ferrocarril y el metro de la plaza de Espanya de Barcelona una imagen de 208 metros cuadrados que ilustraba un depósito de cadáveres, resultado de accidentes laborales. Los constructores pusieron el grito en el cielo.

Pero no por habituales, los empresarios encajan del todo bien estas impactantes campañas que recuerdan en alguna medida a las que realiza la Dirección General de Tráfico. La caja que el departamento que dirige la socialista Mar Serna ha enviado a estas 4.000 empresas incluye varios folletos informativos y una carta del director general de Relaciones Laborales, Salvador Álvarez. Según fuentes de una patronal, en ella se notifica al empresario la estadística de accidentes laborales de su sociedad y se le invita a "reflexionar" sobre ella. "No espere al próximo accidente", dice el texto, "prevenir está a su alcance. No se lave las manos".

Sin señalar a nadie

Estas fuentes añaden que algún empresario se lo ha tomado mal porque incluso había sido premiado por su política de prevención de riesgos. "En cualquier caso, es algo muy feo", remachan. Fuentes del Departamento de Trabajo, en cambio, dicen que no quieren "señalar a nadie". Y menos crear malestar. Pero agregan que el año pasado repuntaron los accidentes laborales, y que este año siguen creciendo, sobre todo los leves. En el primer semestre se incrementaron el 8,9%, hasta los 156.585, si bien disminuyeron los graves y los mortales.

Si entre los meses de junio de 2006 y 2007 la incidencia de accidentes laborales fue cayendo de forma sostenida, en el último año ha ocurrido todo lo contrario. Según datos de Trabajo, ha habido 163.225 accidentes con baja laboral, el 4,6% más. Suben los incidentes leves (el 4,7%), mientras que descienden los graves y los mortales. Estos datos, según Trabajo, ya justifican la campaña.

Fuentes del departamento explicaron que el envío de las cajas fue una "acción de mercadotecnia directa" que pretende "sensibilizar a las empresas que tienen una siniestralidad laboral del 1,5% superior a la media del sector en accidentes graves y mortales". Para ello, se eligieron 4.000 empresas que concentran, según estas fuentes, una tercera parte de los incidentes laborales de Cataluña. "No queremos ofender. Ya hemos realizado campañas similares. Pretendemos que tomen medidas, que sepan que la seguridad es lo primero", afirman.

El Departamento de Trabajo catalán no facilitó el coste de la campaña, pero aseguró: "no es muy elevado". Además, recordó que junto al jabón y la toalla también se entrega una documentación que incluye los teléfonos en los que pueden pedir apoyo e información para adoptar medidas de prevención laboral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de agosto de 2008